miércoles, 19 de abril de 2017

JUEVES DE PASCUA


JUEVES DE PASCUA
Estación en la Iglesia de los Doce Apóstoles
La victoria de Jesús sobre el pecado y sobre la muerte

INTROITO    Sabiduría 10, 20-21
VICTRÍCEM manum tuam, Dómine, laudavérunt páriter, allelúja: quia sapiéntia apéruit os mutum, et linguas infántium fecit disértas, allelúja, allelúja. V/. Cantáte Dómino cánticum novum: quia mirabília fecit. V/. Glória Patri.
ALABARON todos juntamente, oh Señor, tu mano vencedora, aleluya: porque la sabiduría abrió la boca de los mudos, e hizo elocuentes las lenguas de los infantes, aleluya, aleluya. V/. Cantad al Señor un cantico nuevo, porque ha obrado maravillas. V/. Gloria al Padre…

COLECTA
DEUS, qui diversitátem géntium in confessióne tui nóminis adunásti: da, ut renátis fonte baptísmatis una sit fides méntium, et píetas actiónum. Per Dóminum.
OH DIOS, que has aunado tanta diversidad de naciones en la confesión de tu nombre: concédenos que los regenerados en las aguas del bautismo tengan una misma fe en sus mentes y una misma piedad en sus acciones. Por nuestro Señor…

EPISTOLA Hechos 8, 26-40
LÉCTIO ACTUUM APOSTOLÓRUM
IN diébus illis: Angelus Dómini locútus est ad Philíppum, dicens: Surge, et vade contra meridiánum, ad viam, quae descéndit ab Jerúsalem in Gazam: haec est desérta. Et surgens ábiit. Et ecce vir AEthiops eunúchus, potens Candácis regínae AEthíopum, qui erat super omnes gazas ejus, vénerat adoráre in Jerúsalem: et revertebátur sedens super currum suum, legénsque Isaíam prophétam. Dixit autem Spíritus Philíppo: Accéde, et adjúnge te ad currum istum. Accúrrens autem Philíppus, audívit eum legéntem Isaíam prophétam, et dixit: Putásne intélligis, quae legis ? Qui ait: Et quómodo possum, si non áliquis osténderit mihi ? Rogavítque Philíppum, ut ascénderet, et sedéret secum. Locus autem Scriptúrae, quam legébat, erat hic: Tamquam ovis ad occisiónem ductus est: et sicut agnus coram tondénte se, sine voce, sic non apéruit os suum. In humilitáte judícium ejus sublátum est. Generatiónem ejus quis enarrábit, quóniam tollétur de terra vita ejus ? Respóndens autem eunúchus Philíppo, dixit: Obsecro te, de quo prophéta dicit hoc ? de se, an de álio áliquo ? Apériens autem Philíppus os suum, et incípiens a Scriptúra ista, evangelizávit illi Jesum. Et dum irent per viam, venérunt ad quamdam aquam: et ait eunúchus: Ecce aqua, quid próhibet me baptizári ? Dixit autem Philíppus: Si credis ex toto corde, licet. Et respóndens, ait: Credo, Fílium Dei esse Jesum Christum. Et jussit stare currum: et descendérunt utérque in aquam, Philíppus et eunúchus, et baptizávit eum. Cum autem ascendíssent de aqua, Spíritus Dómini rápuit Philíppum, et ámplius non vidit eum eunúchus. Ibat autem per viam suam gaudens. Philíppus autem invéntus est in Azóto, et pertránsiens evangelizábat civitátibus cunctis (donec veníret Caesaréam) nomen Dómini Jesu Christi.
LECTURA DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES.
En aquellos días, un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Parte, y ve hacia el mediodía, por la vía que lleva de Jerusalén a Gaza; la cual está desierta.  Partió luego Felipe, y se fue hacia allá. Y he aquí que encuentra a un etíope, eunuco, gran valido de Candace, reina de los etíopes, y superintendente de todos sus tesoros, el cual había venido a Jerusalén a adorar a Dios;  y a la sazón se volvía, sentado en su carruaje, y leyendo al profeta Isaías.  Entonces dijo el espíritu a Felipe: Date prisa y arrímate a ese carruaje.  Acercándose, pues, Felipe, a toda prisa, oyó que iba leyendo en el profeta Isaías, y les dijo: ¿Te parece a ti que entiendes lo que vas leyendo?  ¿Cómo lo he de entender, respondió él, si alguno no me lo explica? Rogó, pues, a Felipe que subiese, y tomase asiento a su lado. El pasaje de la Escritura que iba leyendo, era éste: Como oveja fue conducido al matadero: y como cordero que está sin balar en manos del que le trasquila, así él no abrió su boca.  Después de sus humillaciones ha sido libertado del poder de la muerte a la cual fue condenado. Su generación, ¿quién podrá declararla?, puesto que su vida será cortada de la tierra.
A esto preguntó el eunuco a Felipe: Dime, te ruego, ¿de quién dice esto el profeta?, ¿de sí mismo, o de algún otro?  Entonces Felipe tomando la palabra, y comenzando por este texto de la Escritura, le evangelizó a Jesús.
Siguiendo su camino, llegaron a un paraje en que había agua; y dijo el eunuco: Aquí hay agua: ¿qué impedimento hay para que yo sea bautizado?  Ninguno, respondió Felipe, si crees de todo corazón. A lo que dijo el eunuco: Yo creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.  Y mandando parar el carruaje, bajaron ambos, Felipe y el eunuco, al agua, y Felipe le bautizó.  Así que salieron del agua el Espíritu del Señor arrebató a Felipe, y no le vio más el eunuco; el cual prosiguió su viaje rebosando de gozo.  Felipe de repente se halló en Azoto, y fue anunciando en nombre del Señor Jesucristo la buena nueva a todas las ciudades por donde pasaba, hasta que llegó a Cesarea.

GRADUAL    Salmo 117, 24. 22-23
HAEC DIES, quam fecit Dóminus: exsultémus et laetémur in ea. V/. Lápidem, quem reprobavérunt aedificántes, hic factus est in caput ánguli: a Dómino factum est istud, et est mirábile in óculis nostris.
ESTE ES el día que el Señor preparó; alegrémonos y gocémonos en él. V/. La piedra que los constructores desecharon, ha venido a ser la piedra angular; esta es obra del Señor, y maravilla de nuestros ojos.

ALELUYA
ALLELÚJA, ALLELÚJA. V/. Surréxit Christus, qui creávit ómnia: et misértus est humáno géneri.
ALELUYA, ALELUYA. V/. Resucito Cristo que creo todas las cosas, y se compadeció del linaje humano..


SECUENCIA
Victimæ pascháli laudes ímmolent Chrístiani. Agnus redémit oves: Christus ínnocens Patri reconciliávit peccatóres.
Mors et vita duéllo conflixére mirándo: dux vitæ mórtus, regnat vivus. Dic nobis, María, quid vidísti in via? Sepúlcrum Christi vivéntis: et glóriam vidi resurgéntis. Angélicos testes, sudárium, et vestes. Suréxit Christus spes mea: præcédet vos in Galilǽam. Scimus Christum surrexíse a mórtuis vere: tu nobis, victor Rex, miserére. Amen. Allelúja.
Ofrezcan los cristianos sacrificios de alabanza a  la Víctima de la Pascua. El Cordero ha redimido a  las ovejas: Cristo inocente, ha reconciliado a los pecadores con el Padre. La muerte y la vida contendieron en duelo asombroso: el dueño de la vida muerto, reina vivo. Dinos, tú ¡oh María! ¿Qué has visto en el camino? Yo he visto el sepulcro de Cristo que vive, y la gloria del que ha resucitado. He visto los angélicos testigos, el sudario y la mortaja. Cristo, mi esperanza, ha resucitado: os precederá a Galilea. Sabemos que Cristo verdaderamente ha resucitado de entre los muertos: oh tú, Rey vencedor, apiádate de nosotros. Amen. Aleluya

EVANGELIO JUAN 20,11-18
SEQUÉNTIA SANCTI EVANGÉLII SECÚNDUM JOÁNNEM.
IN illo témpore: María stabat ad monuméntum foris, plorans. Dum ergo fleret, inclinávit se, et prospéxit in monuméntum: et vidit duos Angelos in albis, sedéntes, unum ad caput, et unum ad pedes, ubi pósitum fúerat corpus Jesu. Dicunt ei illi: Múlier, quid ploras ? Dicit eis: Quia tulérunt Dóminum meum: et néscio, ubi posuérunt eum. Haec cum dixísset, convérsa est retrórsum, et vidit Jesum stantem: et non sciébat quia Jesus est. Dicit ei Jesus: Múlier, quid ploras ? quem quaeris ? Illa exístimans quia hortulánus esset, dicit ei: Dómine, si tu sustulísti eum, dícito mihi ubi posuísti eum: et ego eum tollam. Dicit ei Jesus: María. Convérsa illa, dicit ei: Rabbóni (quod dícitur Magíster). Dicit ei Jesus: Noli me tángere, nondum enim ascéndi ad Patrem meum: vade autem ad fratres meos, et dic eis: Ascéndo ad Patrem meum, et Patrem vestrum, Deum meum, et Deum vestrum. Venit María Magdaléne annúntians discípulis: Quia vidi Dóminum, et haec dixit mihi.
LECTURA DEL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN.
Entretanto María Magdalena estaba fuera llorando, cerca del sepulcro. Con las lágrimas, pues, en los ojos se inclinó a mirar al sepulcro.  Y vio a dos ángeles, vestidos de blanco, sentados, uno a la cabecera, y otro a los pies, donde estuvo colocado el cuerpo de Jesús.  Le dijeron ellos: Mujer, ¿por qué lloras? Les respondió: Porque se han llevado de aquí a mi Señor; y no sé dónde le han puesto. Dicho esto volviéndose hacia atrás, vio a Jesús en pie; mas no conocía que fuese Jesús. Le dijo Jesús : Mujer, ¿por qué lloras?; ¿a quién buscas? Ella suponiendo que sería el hortelano, le dice: Señor, si tú le has quitado, dime dónde le pusiste; y yo me lo llevaré. Le dijo Jesús: María. Se volvió ella al instante, y le dijo: Rabboni (que quiere decir, Maestro). Le dijo Jesús: No me toques más, porque no he subido todavía a mi Padre; mas anda, ve a mis hermanos, y diles de mi parte: Subo a mi Padre y vuestro Padre; a mi Dios y vuestro Dios.  Fue, pues, María Magdalena a dar parte a los discípulos, diciendo: He visto al Señor, y me ha dicho esto.

OFERTORIO    Éxodo 13, 5
IN DIE solemnitátis vestrae, dicit Dóminus, indúcam vos in terram fluéntem lac et mel, allelúja.
EN EL DÍA de vuestra solemnidad, dice el Señor, os introduciré en la tierra que mana leche y miel, aleluya.

SECRETA
SÚSCIPE, quaésumus, Dómine, múnera populórum tuórum propítius: ut confessióne tui nóminis et baptísmate renováti, sempitérnam beatitúdinem consequántur. Per Dóminum.
RECIBE propiciamente, Señor, te rogamos, las ofrendas de tus pueblos, para que con la confesión de tu nombre y renovados con el bautismo, consigan la eterna bienaventuranza. Por nuestro Señor…

PREFACIO PASCUAL
VERE DIGNUM et iustum est, æquum et salutáre: Te quidem, Dómine, omni tempore, sed in hac potíssimum die gloriósius prædicáre, cum Pascha nostrum immolátus est Christus. Ipse enim verus est Agnus, qui ábstulit peccáta mundi. Qui mortem nostram moriéndo destrúxit, et vitam resurgéndo reparávit. Et ídeo cum Angelis et Archángelis, cum Thronis et Dominatiónibus, cumque omni milítia cæléstis exércitus, hymnum glóriæ tuæ cánimus, sine fine dicéntes:
EN VERDAD es digno y justo, equitativo y saludable, que en todo tiempo, Señor, te alabemos; pero con más gloria que nunca en este día (en este tiempo), en que se ha inmolado Cristo, nuestra Pascua.  El cual es el verdadero Cordero que quita los pecados  del  mundo y que muriendo, destruyo nuestra muerte y, resucitando repa­ró nuestra vida. Por eso con los Ángeles y los Arcángeles, con los Tronos y las Domina­ciones, y con. toda la milicia del ejército celestial, cantamos un himno a tu gloria, diciendo sin cesar:
Comunicantes y Hanc igitur propios, durante toda la octava.

COMUNION    1 Pedro 2,9
PÓPULUS acquisitiónis, annuntiáte virtútes ejus, allelúja: qui vos de ténebris vocávit in admirábile lumen suum, allelúja.
PUEBLO REDIMIDO, publica las grandezas de aquel, aleluya, que te saco de las tinieblas a su luz admirable, aleluya.

POSCOMUNION
EXÁUDI, Dómine, preces nostras: ut redemptiónis nostrae sacrosáncta commércia, et vitae nobis cónferant praeséntis auxílium, et gáudia sempitérna concílient. Per Dóminum.
ATIENDE, Señor, a nuestras preces para que la participación de nuestra redención y sacrosanta nos sirva de protección para la vida presente y nos obtenga las alegrías sempiternas. Por nuestro Señor…
Ite misa est con doble aleluya.

Transcripto por Dña. Ana María Galvez