miércoles, 22 de marzo de 2017

Jueves de la III Semana de Cuaresma. PDF

JUEVES DE LA III SEMANA DE CUARESMA




JUEVES DE LA III SEMANA DE CUARESMA
Estación en los Santos Cosme y Damián
III clase, morado

Idea dominante de la Misa de esta Feria: Dios es en todo nuestra salvación y nuestro protector.

INTROITO Sal 82, 1
SALUS PÓPULI ego sum, dicit Dóminus: de quacúmque tribulatióne clamáverint ad me, exáudiam eos: et ero illórum Dóminus in perpétuum. V/. Atténdite, pópule meus, legem meam: inclináte aurem vestram in verba oris mei. Glória Patri. Salus pópuli.
YO SOY la salud del pueblo, dice el Señor; yo les oiré benignamente, cuando clamaren a mí en medio de sus tribulaciones, y seré eternamente Dios suyo. V/. Escucha, pueblo mío, mi ley, y ten atentos tus oídos para percibir las palabras de mis labios. V/. Gloria al Padre. Yo soy.

COLECTA
MAGNÍFICET TE, Dómine, sanctórum tuórum Cosmæ et Damiáni beáta sollémnitas: qua et illis glóriam sempitérnam, et opem nobis ineffábili providéntia contulísti. Per Dominum Jesum Christum, Filium Tuum, qui Tecum vivit et regnat in unitate Spiritus Sancti, Deus, per omnia saecula saeculorum. Amen.
GLORIFICADO SEAS, oh Señor, en la bienaventurada solemnidad de tus santos Cosme y Damián: en que a ellos les diste la gloria sempiterna y nos concedes a nosotros con providencia inefable su protección. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

EPÍSTOLA Jeremías 7,1-7.
LÉCTIO JEREMÍÆ PROPHÉTÆ.
In diébus illis: Factum est verbum Dómini ad me, dicens: «Sta in porta domus Dómini: et prǽdica ibi verbum istud, et dic: Audíte verbum Dómini, omnis Juda, qui ingredímini per portas has, ut adorétis Dóminum. Hæc dicit Dóminus exercítuum, Deus Israël: Bonas fácite vias vestras et stúdia vestra: et habitábo vobíscum in loco isto. Nolíte confídere in verbis mendácii, dicéntes: Templum Dómini, templum Dómini, templum Dómini est. Quóniam si bene direxéritis vias vestras et stúdia vestra: si fecéritis judícium inter virum et próximum ejus, ádvenæ et pupíllo et víduæ non fecéritis calúmniam, nec sánguinem innocéntem effudéritis in loco hoc, et post deos aliénos non ambulavéritis in malum vobismetípsis: habitábo vobíscum in loco isto, in terra, quam dedi patribus vestris a sǽculo et usque in sǽculum»: ait Dóminus omnípotens.
LECTURA DEL PROFETA JEREMÍAS.
En aquellos días, llegó la Palabra de Señor a mí, diciendo: Ponte a la puerta del templo del Señor, y predica allí este sermón, hablando en los términos siguientes: Oíd la palabra del Señor todos vosotros, ¡oh hijos de Judá!, que entráis por estas puertas para adorar al Señor.  Esto dice el Señor de los ejércitos, Dios de Israel: Enmendad vuestra conducta y vuestras aficiones, y yo habitaré con vosotros en este lugar.  No pongáis vuestra confianza en aquellas vanas y falaces expresiones, diciendo: Este es el templo del Señor, el templo del Señor, el templo del Señor.  Porque si enderezáreis al bien vuestras acciones y vuestros deseos; si administráreis justicia entre hombre y hombre;
si no hiciereis agravio al forastero, y al huérfano, y a la viuda, ni derramáreis la sangre inocente en este lugar; y no anduviereis en pos de dioses ajenos para vuestra misma ruina:  Yo habitaré con vosotros en este lugar, en esta tierra que di a vuestros padres por siglos y siglos: así dice el Señor Omnipotente.

GRADUAL Salmo 144, 15-16
OCULI ÓMNIUM in te sperant, Dómine: et tu das illis escam in témpore opportúno. v. Aperis tu manum tuam: et imples omne ánimal benedictióne
POR ESO las criaturas todas fijan en ti sus ojos, oh Señor; y tú les das el alimento necesario a su tiempo. V/. Abres tu mano y colmas de bendiciones a todos los vivientes.

EVANGELIO Lucas 4, 38-44
SEQUÉNTIA SANCTI EVANGÉLII SECÚNDUM LUCAM.
In illo témpore: Surgens Jesus de synagóga, introívit in domum Simónis. Socrus autem Simónis tenebátur magnis fébribus: et rogavérunt illum pro ea. Et stans super illam, imperávit febri: et dimísit illam. Et contínuo surgens, ministrábat illis. Cum autem sol occidísset, omnes, qui habébant infírmos váriis languóribus, ducébant illos ad eum. At ille síngulis manus impónens, curábat eos. Exíbant autem dæmónia a multis, clamántia et dicéntia: «Quia tu es Fílius Dei»; et íncrepans non sinébat ea loqui, quia sciébant ipsum esse Christum. Facta autem die egréssus ibat in desértum locum, et turbæ requirébant eum, et venérunt usque ad ipsum: et detinébant illum, ne discéderet ab eis. Quibus ille ait: «Quia et áliis civitátibus opórtet me evangelizáre regnum Dei: quia ídeo missus sum.» Et erat prǽdicans in synagógis Galilǽæ.
LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS. En aquel tiempo, saliendo Jesús de la sinagoga, entró en la casa de Simón. La suegra de Simón estaba con mucha fiebre y le rogaron por ella. Inclinándose sobre ella, conminó a la fiebre; y la fiebre la dejó; ella, levantándose al punto, se puso a servirles. A la puesta del sol, todos cuantos tenían enfermos de diversas dolencias se los llevaban; y él, poniendo las manos sobre cada uno de ellos, los curaba.  Salían también demonios de muchos, gritando y diciendo: «Tú eres el Hijo de Dios.» Pero él les conminaba y no les permitía hablar, porque sabían que él era el Cristo. Al hacerse de día salió y se fue a un lugar solitario. La gente le andaba buscando y, llegando hasta él, trataban de retenerle para que no les dejara. Pero él les dijo: «También a otras ciudades tengo que anunciar la Buena Nueva del Reino de Dios, porque a esto he sido enviado.» E iba predicando por las sinagogas de Galilea.

OFERTORIO Salmo 137,7
SI AMBULÁVERO in médio tribulatiónis, vivificábis me, Dómine: et super iram inimicórum meorum exténdes manum tuam, et salvum me fáciet déxtera tua.
SI ME HALLÓ, oh Dios, en medio de la tribulación, tú me animas, porque extiendes tu mano contra el furor de mis enemigos y me salvará tu diestra.

SECRETA
IN TUORUM, Dómine, pretiósa morte justórum sacrifícium illud offérimus, de quo martýrium sumpsit omne princípium. Per Dominum Jesum Christum, Filium Tuum, qui Tecum vivit et regnat in unitate Spiritus Sancti, Deus, per omnia saecula saeculorum. Amen.
EN LA PRECIOSA muerte de tus santos, te ofrecemos, oh Señor, aquel sacrificio, de que tomó principio todo martirio. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

Prefacio de Cuaresma

COMUNIÓN Salmo 118, 4-5
TU MANDÁSTI, mandáta tua custodíri nimis: útinam dirigántur viæ meæ, ad custodiéndas justificatiónes tuas.
TÚ ORDENASTE que se guarden exactísimamente tus mandamientos; ojalá que sean enderezados mis pasos a observar tus justísimas leyes.

POSCOMUNIÓN
SIT NOBIS, Dómine, sacraménti tui certa salvátio: quæ cum beatórum Mártyrum tuórum Cosmæ et Damiáni méritis implorátur. Per Dominum Jesum Christum, Filium Tuum, qui Tecum vivit et regnat in unitate Spiritus Sancti, Deus, per omnia saecula saeculorum. Amen.
SIRVAMOS, Señor, de salvación cierta la percepción de este sacramento; la cual imploramos por los méritos de tus bienaventurados mártires Cosme y Damián. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.
ORACIÓN SOBRE EL PUEBLO
ORÉMUS. Humiliáte cápita vestra Deo.
Subjéctum tibi pópulum, quǽsumus, Dómine, propitiátio cœléstis amplíficet: et tuis semper fáciat servíre mandátis. Per Dominum Jesum Christum, Filium Tuum, qui Tecum vivit et regnat in unitate Spiritus Sancti, Deus, per omnia saecula saeculorum. Amen.
OREMOS. Humillada ante Dios vuestras cabezas
Te suplicamos, Señor, que por tu bondad multipliques a tu pueblo fiel y hagas que te sirva siempre según tus mandatos. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

martes, 21 de marzo de 2017

MIÉRCOLES DE LA III SEMANA DE CUARESMA


MIÉRCOLES DE LA III SEMANA DE CUARESMA
Estación en San Sixto

Idea dominante de la Misa de esta Feria: La confianza en Dios, prenda de su misericordia

INTROITO    Salmo 30, 7-8
Mas yo tengo puesta en el Señor mi esperanza; en tu misericordia me regocijare y saltare de gozo; porque te dignaste volver los ojos a mi abatimiento. (S) Oh Señor, en ti tengo puesta mi esperanza; no quede yo para siempre confundido; sálvame, pues eres justo, y líbrame. v/. Gloria al Padre….

COLECTA
Te suplicamos, Señor, nos concedas que, instruidos con los ayunos saludables y absteniéndonos también de los vicios que dañan el alma, consigamos más fácilmente tu perdón. Por nuestro Señor…

EPISTOLA Ex 20, 12-24
Honra a tu padre y a tu madre, para que vivas largos años sobre la tierra que te ha de dar el Señor Dios tuyo.
No matarás.
No fornicarás.
No hurtarás.
No levantarás falso testimonio contra tu prójimo.
No codiciarás la casa de tu prójimo; ni desearás su mujer, ni esclavo, ni esclava, ni buey, ni asno, ni cosa alguna de las que le pertenecen.
Entretanto todo el pueblo oía las voces o truenos, y los relámpagos, y el sonido de la bocina, y veía el monte humeando; de lo cual aterrados y despavoridos, se mantuvieron a lo lejos,  diciendo a Moisés: Háblanos tú, y oiremos; no nos hable el Señor, no sea que muramos.  Respondió Moisés al pueblo: No temáis; pues el Señor ha venido a fin de probaros, y para que su temor se imprima en vosotros y no pequéis.  Así el pueblo se mantuvo a lo lejos, y Moisés se acercó a la oscuridad de la niebla en donde estaba Dios.
Dijo además el Señor a Moisés: Esto dirás a los hijos de Israel: Ya habéis visto cómo yo os he hablado desde el cielo.  No os haréis dioses de plata, ni de oro.  A mí me haréis un altar de tierra, y sobre él ofreceréis vuestros holocaustos y hostias pacíficas, vuestras ovejas y vacas, en todo lugar consagrado a la memoria de mi nombre; allí iré Yo, y te daré mi bendición.

GRADUAL     Salmo 6, 3-4
Ten, Señor, misericordia de mí, que estoy sin fuerza; sáname, oh Señor. v/. Mis huesos se han estremecido; y mi alma está sumamente perturbada.

TRACTO   Salmo 102,10
Señor, no nos trates según merecen nuestros pecados, ni según nuestras culpas nos castigues. v/. Señor, no te acuerdes de nuestras antiguas maldades: anticípense a favor nuestro cuanto antes tus misericordias; pues nos hallamos reducidos a extrema miseria. Aquí se arrodilla. Ayúdanos, oh Dios salvador nuestro: y por la gloria de tu nombre, líbranos, Señor, y perdona nuestros pecados, por amor a tu nombre

EVANGELIO  Mateo 15,1-20
En esta sazón, ciertos escribas y fariseos que habían llegado de Jerusalén, le dijeron:  ¿Por qué motivo tus discípulos traspasan la tradición de los antiguos, no lavándose las manos cuando comen?  Y él les respondió: ¿Y por qué vosotros mismos traspasáis el mandamiento de Dios por seguir vuestra tradición? Pues Dios tiene dicho:  Honra al padre y a la madre; y también: Quien maldijere a padre o a madre, sea condenado a muerte;  mas vosotros decís: Cualquiera que dijere al padre o a la madre: la ofrenda que yo por mi parte ofreciere redundará en bien tuyo,  ya no tiene obligación de honrar o asistir, a su padre o a su madre; con lo que habéis echado por tierra el mandamiento de Dios por vuestra tradición.  ¡Hipócritas!, con razón profetizó de vosotros Isaías, diciendo:  Este pueblo me honra con los labios; pero su corazón lejos está de mí.  En vano me honran enseñando doctrinas y mandamientos de hombres.  Y habiendo llamado a sí al pueblo, les dijo: Escuchadme, y atended bien a esto:  No lo que entra por la boca es lo que mancha al hombre, sino lo que sale de la boca; eso es lo que le mancha.  Entonces, arrimándose más sus discípulos, le dijeron: ¿No sabes que los fariseos se han escandalizado de esto que acaban de oír?  Mas Jesús respondió: Toda planta que mi Padre celestial no ha plantado, arrancada será de raíz.  Dejadlos; ellos son unos ciegos que guían a otros ciegos; y si un ciego se mete a guiar a otro ciego, ambos caen en el hoyo.  Aquí Pedro, tomando la palabra le dijo: Explícanos esa parábola.  A lo que Jesús respondió: ¿Cómo? ¿También vosotros estáis aún con tan poco conocimiento?  ¿Pues no conocéis que todo cuanto entra en la boca pasa de allí al vientre y se echa en lugares secretos?  Mas lo que sale de la boca, del corazón sale, y eso es lo que mancha al hombre.  Porque del corazón es de donde salen los malos pensamientos, los homicidios, adulterios, fornicaciones, hurtos, falsos testimonios, blasfemias.  Estas cosas sí que manchan al hombre; mas el comer sin lavarse las manos, eso no le mancha.

OFERTORIO    salmo 108,21
Señor, obra misericordiosamente conmigo por amor de tu nombre; porque suave es tu misericordia.

SECRETA
Te pedimos, Señor, que recibas las oraciones de tu pueblo con la oblación de estas hostias y que, al celebrar tus misterios, nos defiendas de todos los peligros. Por nuestro Señor…

COMUNION    Salmo 15, 10
Mi hiciste conocer las sendas de la vida: me colmaras de gozo con la vista de tu divino rostro, Señor.

POSCOMUNION
Santifíquenos, oh Señor, esta mesa celestial, de la que acabamos de participar; para que libres de todos los errores, nos haga dignos de las promesas eternas. Por nuestro Señor…

SOBRE EL PUEBLO
Oremos. Humillad ante Dios vuestras cabezas
Te suplicamos, oh Dios todopoderoso, nos concedas que quienes buscamos la gracia de tu protección, libres de todo mal, podamos servirte con apacible espíritu. Por nuestro Señor….
Transcripto por Dña. Ana María Gálvez


TEXTOS EN LATÍN
Feria IV post Dominicam III in QuadragesimaStatio ad S. Xystum
Introitus. Ps. xxx: 7-8.
Ego autem in Dómino sperábo: exsultábo et lætábor in tua misericórdia: quia respexísti humilitátem meam. Ps.ib.,2. In te, Dómine, sperávi, non confúndar in ætérnum: in justítia tua líbera me et éripe me. Glória Patri. Ego autem.
Oratio.
Præsta nobis, quǽsumus, Dómine: ut salutáribus jejúniis erudíti, a nóxiis quoque vítiis abstinéntes, propitiatiónem tuam facílius impetrémus. Per Dóminum.

Exodi xx: 12-24.
Léctio libri Exodi.
Hæc dicit Dóminus Deus: «Hónora patrem tuum et matrem tuam, ut sis longǽvus super terram, quam Dóminus, Deus tuus, dabit tibi. Non occídes. Non mœcháberis. Non furtum fácies. Non loquéris contra próximum tuum falsum testimónium. Non concupísces domum próximi tui: nec desiderábis uxórem ejus, non servum, non ancíllam, non bovem, non ásinum nec ómnia, quæ illíus sunt.» Cunctus autem pópulus vidébat voces, et lámpades, et sónitum búccinæ, montémque fumántem: et, pertérriti ac pavóre concússi, stetérunt procul, dicéntes Móysi: «Lóquere tu nobis, et audiámus: non loquátur nobis Dóminus, ne forte moriámur.» Et ait Móyses ad pópulum: «Nolite timére: ut enim probáret vos, venit Deus, et ut terror illíus esset in vobis, et non peccarétis.» Stetítque pópulus de longe. Móyses autem accéssit ad calíginem, in qua erat Deus. Dixit prætérea Dóminus ad Móysen: Hæc dices fíliis Israël: «Vos vidístis, quod de cœlo locútus sim vobis. Non faciétis deos argénteos, nec deos áureos faciétis vobis. Altáre de terra faciétis mihi, et offerétis super eo holocáusta et pacífica vestra, oves vestras et boves in omni loco, in quo memória fúerit nóminis mei.»
Graduale. Ps. vi: 3-4.
Miserére mei, Dómine, quóniam infírmus sum: sana me, Dómine, v. Conturbáta sunt ómnia ossa mea: et ánima mea turbáta est valde.
Tractus.Ps. cii: 10.
Dómine, non secúndum peccáta nostra, quæ fécimus nos: neque secúndum iniquitátes nostras retríbuas nobis. Ps.lxxviii: 8-9 Dómine, ne memíneris iniquitátum nostrárum antiquárum: cito antícipent nos misericórdiæ tuæ, quia páuperes facti sumus nimis. (Hic genuflectitur)Adjuva nos, Deus, salutáris noster: et propter glóriam nóminis tui, Dómine, líbera nos: et propítius esto peccátis nostris, propter nomen tuum.
Matth. xv: 1-20.
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Matthǽum.
In illo témpore: Accessérunt ad Jesum ab Jerosólymis scribæ et pharisǽi, dicéntes: «Quare discípuli tui transgrediúntur traditiónem seniórum? Non enim lavant manus suas, cum panem mandúcant.» Ipse autem respóndens, ait illis: «Quare et vos transgredímini mandátum Dei propter traditiónem vestram? Nam Deus dixit: «Hónora patrem et matrem.» Et: «Qui male díxerit patri vel matri, morte moriátur.» Vos autem dícitis: «Quicúmque díxerit patri vel matri: munus quodcúmque est ex me, tibi próderit:» et non honorificábit patrem suum aut matrem suam: et írritum fecístis mandátum Dei propter traditiónem vestram. Hypócritæ, bene prophetávit de vobis Isaías, dicens: «Pópulus hic lábiis me honórat: cor autem eórum longe est a me. Sine causa autem colunt me, docéntes doctrínas et mandáta hóminum.» Et convocátis ad se turbis, dixit eis: «Audíte, et intellégite. Non quod intrat in os, coínquinat hóminem: sed quod procédit ex ore, hoc coínquinat hóminem.» Tunc accedéntes discípuli ejus, dixérunt ei: «Scis, quia pharisǽi, audíto verbo hoc, scandalizáti sunt?» At ille respóndens, ait: «Omnis plantátio, quam non plantávit Pater meus cœléstis, eradicábitur. Sínite illos: cæci sunt et duces cæcórum. Cæcus autem si cæco ducátum præstet, ambo in fóveam cadunt.» Respóndens autem Petrus, dixit ei: «Edíssere nobis parábolam istam.» At ille dixit: «Adhuc et vos sine intelléctu estis? Non intellégitis, quia omne, quod in os intrat, in ventrem vadit, et in secéssum emíttitur ? Quæ autem procédunt de ore, de corde éxeunt, et ea coínquinant hóminem: de corde enim exeunt cogitatiónes malæ, homicídia, adultéria, fornicatiónes, furta, falsa testimónia, blasphémiæ. Hæc sunt, quæ coínquinant hóminem. Non lotis autem mánibus manducáre, non coínquinat hóminem.»
Offertorium. Ps. cviii: 21.
Dómine, fac mecum misericórdiam tuam, propter nomen tuum: quia suávis est misericórdia tua.
Secreta
Suscipe, quǽsumus, Dómine, preces pópuli tui cum oblatiónibus hostiárum: et tua mystéria celebrántes, ab ómnibus nos defénde perículis. Per Dóminum.


Communio. Ps. xv: 10.
Notas mihi fecísti vias vitæ: adimplébis me lætítia cum vultu tuo, Dómine.
Postcommunio
Sanctíficet nos, Dómine, qua pasti sumus, mensa cœléstis: et a cunctis erróribus expiátos, supérnis promissiónibus reddat accéptos. Per Dóminum.
Super populum:
Orémus. Humiliáte cápita vestra Deo.
Oratio.
Concéde, quǽsumus, omnípotens Deus: ut, qui protectiónis tuæ grátiam quǽrimus, liberáti a malis ómnibus, secúra tibi mente serviámus. Per Dóminum.

lunes, 20 de marzo de 2017

MARTES DE LA III SEMANA DE CUARESMA


MARTES DE LA III SEMANA DE CUARESMA
Estación en santa Prudenciana

Idea dominante de la Misa de esta Feria: La protección de Dios

INTROITO     Salmo 16, 6 y 8
Yo he clamado a ti, Dios mío, porque siempre me has oído benignamente; inclina, pues, hacia mi tus oídos y escucha mis palabras; guárdame, Señor, como a la niña de tus ojos; a la sombra de tus alas protégeme. (S) Atiende, oh Señor, a mi justa causa: acoge mis plegarias v/. Gloria al Padre…

COLECTA
Óyenos, oh Dios omnipotente y misericordioso y concédenos propicio los dones de una saludable penitencia. Por nuestro Señor…

EPÍSTOLA 2 Reyes 4,1-7.
Vino a clamar a Eliseo la mujer de uno de los profetas, diciendo: Mi marido, siervo tuyo, ha muerto; y bien sabes que tu siervo era temeroso de Dios. Pero ahora viene su acreedor para llevarse mis dos hijos y hacerlos esclavos suyos.  Le dijo Eliseo: ¿Qué quieres que yo haga por ti? Dime: ¿qué tienes en tu casa? Ella respondió: No tiene tu esclava otra cosa en su casa sino un poco de aceite para ungirse.  A la cual dijo: Anda y pide prestadas a todos tus vecinos vasijas vacías en abundancia.  Entra después en tu casa, y cierra la puerta, estando dentro tú y tus hijos, y echa de aquel aceite en todas estas vasijas, y cuando estuvieren llenas las pondrás aparte.  Se fue pues, la mujer, y se encerró en casa con sus hijos; le presentaban éstos las vasijas y ella las llenaba.  Llenas ya las vasijas, dijo a uno de los hijos: Tráeme todavía otra vasija. Y respondió él: No tengo más. Entonces cesó de multiplicarse el aceite.  Fue luego ella, y se lo contó todo al varón de Dios, el cual dijo: Anda, vende el aceite y paga a tu acreedor; y de lo restante sustentaos tú y tus hijos.

GRADUAL    Salmo 18, 13-14
Purifícame de mis yerros ocultos y perdona a tu siervo los ajenos. Sino dominaren sobre mí, entonces estaré limpio de toda mancha y purificado de los delitos más graves.

EVANGELIO San Mateo 18,15-22.
Que si tu hermano pecare contra ti, o cayere en alguna culpa, ve y corrígele estando a solas con él. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano.  Si no hiciere caso de ti, todavía válete de una o dos personas, a fin de que todo sea confirmado con la autoridad de dos o tres testigos.  Y si no los escuchare, díselo a la comunidad; pero si ni a la misma comunidad oyere, tenlo por gentil y publicano.  Os empeño mi palabra, que todo lo que atareis sobre la tierra, será eso mismo atado en el cielo; y todo lo que desatareis sobre la tierra, será eso mismo desatado en el cielo.  Os digo más: Que si dos de vosotros se unieren entre sí sobre la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, les será otorgado por mi Padre que está en los cielos.  Porque donde dos o tres se hallan congregados en mi nombre, allí me hallo yo en medio de ellos.  En esta sazón, arrimándosele Pedro, le dijo: Señor, ¿cuántas veces deberé perdonar a mi hermano cuando pecare contra mí?, ¿hasta siete veces?  Le respondió Jesús : No te digo yo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete, o cuantas te ofendiere.

OFERTORIO    Salmo 117, 16 y 17
La mano del Señor ha mostrado su poder; la mano del Señor me ha hecho triunfar: no moriré, sino que viviré y publicare las obras del Señor.

SECRETA
Te suplicamos, Señor, que por medio de estos sacramentos participemos del efecto de nuestra redención: el cual nos retraiga siempre de los excesos humanos y nos alcance los dones saludables. Por nuestro Señor…

COMUNION     Salmo 14, 1-2
Señor, ¿quién morara en tu celestial tabernáculo? ¿O quien descansara en tu santo monte? Aquel que vive sin mancha y obra rectamente.

POSCOMUNION
Purificados, Señor, con estos sagrados misterios, haz que consigamos, como te pedimos, el perdón y la gracia. Por nuestro Señor…

SOBRE EL PUEBLO
Oremos. Humillada ante Dios vuestras cabezas
Defiéndenos, Señor, con tu protección, y guárdanos siempre de toda iniquidad. Por nuestro Señor…
Transcripto por Dña. Ana María Gálvez

TEXTOS EN LATÍN

Feria III post Dominicam III in QuadragesimaStatio ad S. Pudentianam
Introitus. Ps. xvi: 6 et 8.
Ego clamávi, quóniam exaudísti me, Deus: inclína aurem tuam, et exáudi verba mea: custódi me, Dómine, ut pupíllam óculi: sub umbra alárum tuárum prótege me. Ps.ib.,1 Exáudi, Dómine, justítiam meam: inténde deprecatiónem meam. Glória Patri. Ego
Oratio.
Exáudi nos, omnípotens et miséricors Deus: et continéntiæ salutáris propítius nobis dona concéde. Per Dóminum.
4 Reg. vi: 1-7.
Léctio libri Regum.
In diébus illis: Múlier quædam clamábat ad Eliséum Prophétam, dicens: «Servus tuus vir meus mórtuus est, et tu nosti, quia servus tuus fuit timens Dóminum: et ecce, créditor venit, ut tollat duos fílios meos ad serviéndum sibi.» Cui dixit Eliséus: «Quid vis, ut fáciam tibi? Dic mihi, quid habes in domo tua?» At illa respóndit: «Non hábeo ancílla tua quidquam in domo mea, nisi parum ólei, quo ungar.» Cui ait: «Vade, pete mútuo ab ómnibus vicínis tuis vasa vácua non pauca. Et ingrédere, et claude óstium tuum, cum intrínsecus fúeris tu et fílii tui: et mitte inde in ómnia vasa hæc: et cum plena fúerint, tolles.» Ivit itaque múlier, et clausit óstium super se et super fílios suos: illi offerébant vasa, et illa infundébat. Cumque plena fuíssent vasa, dixit ad fílium suum: «Affer mihi adhuc vas.» Et ille respóndit: «Non hábeo.» Stetítque óleum. Venit autem illa, et indicávit hómini Dei. Et ille: «Vade, inquit, vende oleum, et redde creditóri tuo: tu autem et fílii tui vívite de réliquo.»
Graduale. Ps. xviii: 13-14.
Ab occúltis meis munda me, Dómine: et ab aliénis parce servo tuo. v. Si mei non fúerint domináti, tunc immaculátus ero: et emundábor a delícto máximo.

Matth. xviii: 15-22.
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Matthǽum.
In illo témpore: Dixit Jesus discípulis suis: «Si peccáverit in te frater tuus, vade, et córripe eum inter te et ipsum solum. Si te audíerit, lucrátus eris fratrem tuum. Si autem te non audíerit, ádhibe tecum adhuc unum vel duos, ut in ore duórum vel trium téstium stet omne verbum. Quod si non audíerit eos: dic ecclésiæ. Si autem ecclésiam non audíerit: sit tibi sicut éthnicus et publicánus. Amen, dico vobis, quæcúmque alligavéritis super terram, erunt ligáta et in cœlo: et quæcúmque solvéritis super terram, erunt solúta et in cœlo. Iterum dico vobis, quia si duo ex vobis consénserint super terram, de omni re quamcúmque petíerint, fiet illis a Patre meo, qui in cœlis est. Ubi enim sunt duo vel tres congregáti in nómine meo, ibi sum in médio eórum.» Tunc accédens Petrus ad eum, dixit: «Dómine, quóties peccábit in me frater meus, et dimíttam ei? usque sépties?» Dicit illi Jesus: «Non dico tibi usque sépties, sed usque septuágies sépties.
Offertorium. Ps. cxvii: 16 et 17.
Déxtera Dómini fecit virtútem, déxtera Dómini exaltávit me: non móriar, sed vivam, et narrábo ópera Dómini.
Secreta.
Per hæc véniat, quǽsumus, Dómine, sacraménta nostræ redemptiónis efféctus: qui nos et ab humánis rétrahat semper excéssibus, et ad salutária dona perdúcat. Per Dóminum.

Communio. Ps. xiv: 1-2.
Dómine, quis habitábit in tabernáculo tuo? aut quis requiéscet in monte sancto tuo? Qui ingréditur sine mácula, et operátur justítiam.
Postcommunio.
Sacris, Dómine, mystériis expiáti: et véniam, quǽsumus, consequámur et grátiam. Per Dóminum.

Super populum:
Orémus. Humiliáte cápita vestra Deo.
Oratio.

Tua nos, Dómine, protectióne defénde: et ab omni semper iniquitáte custódi. Per Dóminum.

19 de marzo. Solemnidad de San José, Esposo de la Virgen. Patrono Universal de la Iglesia.


19 de Marzo
SAN JOSÉ,
 ESPOSO DE LA VIRGEN MARÍA
Patrono de la Iglesia Universa

La Iglesia honra siempre a San José con María y Jesús, especialmente en las fiestas de Navidad. Oriundo de la estirpe davídica, fue San José el tipo consumado del varón justo (Ev.). Como por causa de su matrimonio con la Virgen María San José tiene derechos sobre el fruto bendito del seno virginal de su Esposa, existe gran afinidad de orden moral entre él y Jesús, ejerciendo sobre el Niño Dios cierto derecho paterno, que el Prefacio de San José describe muy delicadamente con los términos paterna vice. San José, sin que haya engendrado a Jesús, es legal y moralmente padre del Hijo de la Virgen Santísima, por los estrechos lazos que le unen con María. Estaban en la familia de Nazaret las tres personas más grandes y excelsas del universo: Cristo Hombre, la Virgen Madre de Dios, y José, padre nutricio y legal de Cristo. Dios le reveló el misterio de la encarnación y le confió la custodia del Verbo encarnado y la virginidad de María. El himno de Laudes dice que «Cristo y la Virgen le asistieron en su hora postrera con rostro sereno». San José voló al cielo para gozar claramente de la visión del Verbo, cuya humanidad tanto tiempo y tan cerca le había sido dado contemplar en la tierra. Con razón, pues, se le invoca como modelo de las almas interiores y contemplativas y patrón de la buena muerte. Además, en el cielo, sigue siempre ejerciendo muy poderoso influjo sobre el corazón de Jesús Hijo y de María, su santísima Esposa (Dr.) Imitemos en este santo tiempo la pureza, la humildad y el espíritu de oración y recogimiento de José en Nazaret, donde vivió con Dios, cual otro Moisés en la nube (Ep.). ¡Glorioso Patriarca! ¡Esposo fidelísimo de María! durante tu vida fuiste el amparo de la Sagrada Familia. Continúa esa solicitud sobre toda la Iglesia, la Familia de Dios en la tierra. Que aprendamos de ti la verdadera sabiduría a la cual ajustaste perfectamente tus obras. Varón justo te llama el Evangelio; enseña a todos la verdadera justicia, a los que mandan y a los que obedecen, a los patronos y a los obreros, pues de todos eres ejemplo admirable. Danos un tierno amor a Jesús y María y protégenos sobre todo a la hora de la muerte.

TEXTOS DE LA SANTA MISA
 SAN JOSÉ, ESPOSO DE LA VIRGEN
-patrón de la Iglesia universal-
I clase, blanco, conmemoración de la feria de cuaresma, 
Gloria, tracto y Credo. Prefacio de San José.

Introito. Ps. 91 El justo florecerá como la palma: Se multiplicará como cedro del Líbano, plantado en la casa del Señor, en los atrios de nuestro Dios. - Ps. Bueno es alabar al Señor: y cantar a tu nombre, oh Altísimo. V. Gloria al Padre.

Oración-Colecta Rogámoste, oh Señor, que nos ayuden los méritos del Esposo de tu Madre Santísima: para que, por su intercesión, se nos conceda lo que no alcanzamos por nuestros méritos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Conmemoración de la feria.
Epístola Ecleciástico 45, 1-6. La Iglesia aplica aquí a San José el elogio que la sabiduría hace de Moisés. Al igual que aquel Patriarca, San José fue amado de Dios y de los hombres, hizo prodigios de humildad y de mansedumbre y mereció vivir codo a codo con Dios, siendo jefe de su casa. Lección del libro de la Sabiduría: Amado de Dios y de los hombres; cuya memoria se conserva en bendición. Hízole el Señor semejante en la gloria a los santos, y engrandecióle, e hizole terrible a los enemigos; y él, con su palabra, hizo cesar horrendas plagas. Glorificóle en presencia de los reyes; dióle preceptos que promulgase a su pueblo; y le mostró su gloria. Santificóle por medio de su fe y mansedumbre y escogióle entre los hombres. Por eso oyó a Dios y su voz; e hízole Dios entrar dentro de la nube; donde cara a cara le dio los Mandamientos y la Ley de vida y de ciencia.

Gradual. - Oh Señor, le has prevenido con dulces bendiciones; pusiste sobre su cabeza una corona de piedras preciosas. V. Te pidió vida, y Tú le has concedido alargar sus días por los siglos de los siglos.

Tracto. - Bienaventurado el hombre que teme al Señor, y que pone sus delicias en cumplir sus Mandamientos. V. Poderosa será sobre la tierra su descendencia; bendecida será la generación de los justos. V. Habrá en su casa gloria y riquezas, y su justicia durará eternamente.

Evangelio S. Mateo 1, 18-21. Terrible congoja de San José y compasiva intervención del cielo para tranquilizarlo. No tiene por qué dudar ni temer, pues María, su esposa, ha concebido y dará a luz a Jesús, por virtud del Altísimo. Continuación del santo Evangelio según S. Mateo. - Estando desposada la madre de Jesús, María, con José, antes de cohabitar, se halló que había concebido en su seno por obra del Espíritu Santo. Mas José, su esposo, como era justo, y no quería delatarla, deliberó dejarla secretamente. Estando él en este pensamiento, he aquí que un ángel del Señor le apareció en sueños diciéndole: José, hijo de David, no temas recibir a María tu esposa: porque lo que en ella se ha engendrado es obra del Espíritu Santo. Y dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús, porque El salvará a su pueblo de los pecados de ellos. Credo.

Ofertorio. - Mi verdad y mi clemencia estarán con él: en mi nombre se acrecentará su poder.

Oración-Secreta Te presentamos, oh Señor, el tributo de nuestra servidumbre, rogándote suplicantes, que por los méritos de San José, Esposo de la Madre de tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, en cuya veneranda festividad te ofrecemos esta hostia de alabanza, conserves en nosotros tus dones. Por el mismo Jesucristo N. S.
Conmemoración de la feria.
Prefacio de la San José. Verdaderamente es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar ¡Señor Santo, Padre todopoderoso y eterno Dios! Que, en la Festividad de San José te honremos con las debidas alabanzas, te bendigamos y te ensalcemos. El fue el varón justo que diste por Esposo a la Virgen Madre de Dios, y el que constituiste como fiel y prudente servidor sobre tu Familia; para que guardase, haciendo las veces de padre, a tu Hijo unigénito y Señor nuestro Jesucristo, concebido por obra del Espíritu Santo. Por quien los Ángeles alaban a tu Majestad, la adoran las Dominaciones, y lse sobrecogen de respeto las Potestades. Los Cielos y las Virtudes celestiales y los bienaventurados Serafines la ensalzan con el mismo júbilo. Por lo que te pedimos te dignes escuchar juntamente con las suyas nuestras voces, al prorrumpir en esta respetuosa alabanza: santo, Santo, Santo...

Comunión. - José, hijo de David, no temas recibir a María tu esposa: porque lo que en ella se ha engendrado es obra del Espíritu Santo.

Oración-Postcomunión Asístenos, por favor oh Dios misericordioso: e intercediendo por nosotros San José, Confesor, guarda bondadosamente tus dones en nosotros. Por Nuestro Señor Jesucristo.
Conmemoración de la feria.
Propios para ensayar en MP3
Comentario Card. Schuster
Sugerencias para la homilía 
Partituras de las oraciones y de la Misa
Grabaciones de las lecturas
http://www.fsspolgs.org/images/mp3.jpg
http://www.fsspolgs.org/images/chant.jpg
  Epístola
http://www.fsspolgs.org/images/mp3.jpg
http://www.fsspolgs.org/images/chant.jpg
  Evangelio
Prefacios cantados de San José
I y II Vísperas Letanías Novena