viernes, 3 de marzo de 2017

SÁBADO DESPUÉS DE CENIZA


SABADO DESPUES DE CENIZA
Estación en San Tifón
Idea dominante de la Misa de esta Feria: La necesidad de la mortificación en el servicio de Dios.

INTROITO    Salmo 29,11
Oyome el Señor y apiadose de mí; declarose el Señor protector mío. (S) Te glorificare, oh Señor, porque me amparaste, y no alegraste a mis enemigos a costa de mí. v/. Gloria al Padre….

COLECTA
Dígnate, Señor, oír favorablemente nuestras suplicas y concede que observemos devotamente este ayuno solemne, que ha sido instituido santamente para curar nuestras almas y nuestros cuerpos. Por nuestro Señor…

EPÍSTOLA Isaías 58,9-14.
Invocarás entonces al Señor, y te oirá benigno; clamarás y él te dirá: Aquí estoy. Si arrojares lejos de ti la cadena, y cesares de extender maliciosamente el dedo, y de charlar neciamente,
cuando abrieres tus entrañas para socorrer al hambriento, y consolares el alma angustiada, entonces nacerá para ti luz en las tinieblas, y tus tinieblas se convertirán en claridad de mediodía.
Y el Señor te dará un perpetuo reposo, y llenará tu alma de resplandores de gracia y reforzará tus huesos; y serás como huerto bien regado y como manantial perenne cuyas aguas jamás faltarán.
Estos lugares desiertos desde muchísimo tiempo, serán por ti poblados, alzarán los cimientos que han de durar de generación en generación; y te llamarán el restaurador de los muros, y el que haces seguros los caminos.
Si te abstuvieres de caminar en día de sábado y de hacer tu voluntad o gusto en mi santo día y llamares al sábado día de reposo y santo o consagrado a la gloria del Señor, y lo solemnizares con no volver a tus andadas, ni hacer tu gusto, ni contentarte sólo con palabras,  entonces tendrás tus delicias en el Señor y yo te elevaré sobre toda terrena altura; y para alimentarte te daré la herencia de Jacob tu padre; que todo esto está anunciado por la boca del Señor.

GRADUAL   salmo 26,4
Una sola cosa he pedido al Señor, ésta solicitare y es, el que yo pueda vivir en la casa del Señor. v/. Para contemplar las delicias del Señor y ser protegido por su santo templo.

EVANGELIO Marcos 6,47-56
Venida la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra,  desde donde viéndolos remar con gran fatiga (por cuanto el viento les era contrario), a eso de la cuarta vela de la noche vino hacia ellos caminando sobre el mar, e hizo ademán de pasar adelante.  Mas ellos, como le vieron caminar sobre el mar, pensaron que era algún fantasma, y levantaron el grito;  porque todos le vieron y se asustaron, pero Jesús les habló luego, y dijo: ¡Buen ánimo!, soy yo, no tenéis que temer.
Y se metió con ellos en la barca, y se echó al instante el viento, con lo cual quedaron mucho más asombrados. Y es que no habían hecho reflexión sobre el milagro de los panes; porque su corazón estaba aún ofuscado. Atravesado, pues, el lago, arribaron a tierra de Genesaret, y abordaron allí.  Apenas desembarcaron, cuando luego fue conocido.  Y recorriendo toda la comarca empezaron las gentes a sacar en andas a todos los enfermos, llevándolos donde oían que paraba. Y doquiera que llegaba fuesen aldeas o alquerías, o ciudades, ponían los enfermos en las calles, suplicándole que les dejase tocar siquiera el ruedo de su vestido; y todos cuantos le tocaban quedaban sanos.

OFERTORIO     Salmo 118, 154 y 125
Señor, vivifícame según tu promesa, para que conozca tus mandamientos.

SECRETA
Recibe, Señor, el sacrificio, con cuya inmolación quisiste graciosamente aplacarte; y te rogamos, nos concedas que, purificados por su operación ofrezcamos como don agradable el afecto de nuestras almas. Por nuestro Señor…

COMUNION   Salmo 2, 11-12
Servid al Señor con temor y regocijaos en él, con reverencia: abrazad la buena doctrina, no sea que perezcáis descarriados de la senda de la justicia

POSCOMUNION
Habiéndonos alimentado con el don de la vida celestial, te suplicamos, Señor, que lo que es para nosotros un misterio  en la vida presente, nos sirva de auxilio para la futura. Por nuestro Señor…

SOBRE EL PUEBLO
Oremos. Humillad ante dios vuestras cabezas
Fortalézcanse, oh dios, tus fieles, por medio de tus dones; de modo que recibiéndolos, los busquen y buscándolos, los reciban eternamente. Por nuestro Señor…
Transcripto por gentileza de Dña. Ana María Galvez


TEXTOS EN LATÍN

Sabbato post CineresStatio ad S. Tryphonem
Introitus.Ps. xxix: 11.
Audívit Dóminus, et misértus est mihi: Dóminus factus est adjútor meus. Ps. ibid. 2. Exaltábo te, Dómine, quóniam suscepísti me: nec delectásti inimícos meos super me. Glória Patri. Audívit Dóminus.
Oratio.
Adésto, Dómine, supplicatiónibus nostris: et concéde; ut hoc sollémne jejúnium, quod animábus corporibúsque curándis salúbriter institútum est, devóto servítio celebrémus. Per Dóminum.

Is. lviii: 9-14.
Léctio Isaíæ Prophétæ.
H
æc dicit Dóminus Deus: «Si abstúleris de médio tui caténam, et desíeris exténdere dígitum, et loqui quod non prodest. Cum effúderis esuriénti ánimam tuam, et ánimam afflíctam repléveris, oriétur in ténebris lux tua, et ténebræ tuæ erunt sicut merídies. Et réquiem tibi dabit Dóminus semper, et implébit splendóribus ánimam tuam, et ossa tua liberábit, et eris quasi hortus irríguus, et sicut fons aquárum, cujus non defícient aquæ. Et ædificabúntur in te desérta sæculórum: fundaménta generatiónis et generatiónis suscitábis: et vocáberis ædificátor sépium, avértens sémitas in quiétem. Si avérteris a sábbato pedem tuum, fácere voluntátem tuam in die sancto meo, et vocáveris sábbatum delicátum, et sanctum Dómini gloriósum, et glorificáveris eum, dum non facis vias tuas, et non invénitur volúntas tua, ut loquáris sermónem: tunc delectáberis super Dómino: et sustóllam te super altitúdines terræ, et cibábo te hereditáte Jacob, patris tui. Os enim Dómini locútum est.»
Graduale Ps. xxvi: 4.
Unam pétii a Dómino, hanc requíram, ut inhábitem in domo Dómini: Ut vídeam voluptátem Dómini, et prótegar a templo sancto ejus.
Marc. vi: 47-56.
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Marcum.
In illo témpore: Cum sero esset, erat navis in médio mari, et Jesus solus in terra. Et videns discípulos suos laborántes in remigándo (erat enim ventus contrárius eis), et circa quartam vigíliam noctis venit ad eos ámbulans supra mare: et volébat præteríre eos. At illi, ut vidérunt eum ambulántem supra mare, putavérunt phantásma esse, et exclamavérunt. Omnes enim vidérunt eum, et conturbáti sunt. Et statim locútus est cum eis, et dixit eis: «Confídite, ego sum, nolíte timére.»  Et ascéndit ad illos in navim, et cessávit ventus. Et plus magis intra se stupébant: non enim intellexérunt de pánibus:erat enim cor eórum obcæcátum. Et cum transfretássent, venérunt in terram Genésareth, et applicuérunt. Cumque egréssi essent de navi, contínuo cognovérunt eum: et percurréntes univérsam regiónem illam, cœpérunt in grabátis eos, qui se male habébant, circumférre ubi audiébant eum esse. Et quocúmque introíbat, in vicos vel in villas aut civitátes, in platéis ponébant infírmos, et deprecabántur eum, ut vel fímbriam vestiménti ejus tángerent: et quotquot tangébant eum, salvi fiébant.
Offertorium. Ps cxviii: 154 et 125.
Dómine, vivífica me secúndum elóquium tuum: ut sciam testimónia tua.
Secreta.
Súscipe, Dómine, sacrifícium, cujus te voluísti dignánter immolatióne placári: præsta, quǽsumus; ut, hujus operatióne mundáti, beneplácitum tibi nostræ mentis offerámus afféctum. Per Dóminum.

Communio.Ps. ii: 11-12.
Servi te Dómino in timóre, et exsultáte ei cum tremóre: apprehéndite disciplínam, ne pereátis de via justa.

Postcommunio.
Cœléstis vitæ múnere vegetáti, quǽsumus, Dómine: ut, quod est nobis in præsénti vita mystérium, fiat æternitátis auxílium. Per Dóminum nostrum.

Super populum:
Orémus. Humiliáte cápita vestra Deo.
Oratio.

Fidéles tui, Deus, per tua dona firméntur: ut éadem et percipiéndo requírant, et quæréndo sine fine percípiant. Per Dóminum.