viernes, 5 de agosto de 2016

La Transfiguración del Señor. 6 de agosto





6 de agosto
LA TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR
Conmemoración de san Sixto y  compañeros mártires.
II clase, blanco
Gloria, Credo y prefacio común

Fiesta de la Transfiguración del Señor, en la que Jesucristo, el Unigénito, el amado del Eterno Padre, manifestó su gloria ante los santos apóstoles Pedro, Santiago y Juan, con el testimonio de la Ley y los Profetas, para mostrar nuestra admirable transformación por la gracia en la humildad de nuestra naturaleza asumida por Él, dando a conocer la imagen de Dios, conforme a la cual fue creado el hombre, y que, corrompida en Adán, fue renovada por Cristo.

INTROITO Sal 76, 19. 83, 2-3
ILLUXÉRUNT coruscatiónes, tuæ orbi terræ: commota est, et contrémuit terra. V/. Quam dilécta tabernácula tua, Dómine virtútum! concupíscit et déficit ánima mea in átria Dómini. V/. Glória Patri
TUS RESPLANDORES iluminaron el mundo: se conmovió y retembló la tierra. V/. ¡Qué hermosas son tus moradas, Señor! Mi alma suspira y  desfallece por los atrios del Señor. V/. Gloria al Padre.

COLECTA
DEUS, qui fídei sacraménta, in Unigéniti tui gloriósa. Transfiguratióne, patrum testimónio roborásti, et adoptiónem filiórum perféctam, voce delápsa in nube lúcida, mirabíliter præsignásti: concéde propítius; ut ipsius Regis glóriæ nos coherédes effícias, et ejúsdem glóriar tríbuas esse consórtes. Per eúmdem Dóminum.
OH DIOS, que confirmaste los misterios de la fe por medio de la transfiguración de tu Unigénito con el testimonio de los padres; y proclamaste de un modo admirable la adopción perfecta de tus hijos, por la voz que salió de la nube luminosa; concédenos propicio que seamos hechos coherederos  del mismo Rey celestial y participantes de su gloria. Por el mismo Jesucristo.
Conmemoración de san Sixto y  compañeros mártires.
DEUS, qui nos concédis sanctórum Mártyrum tuórum Xysti, Felicíssimi et Agapíti natalítia cólere: da nobis in ætérna beatitúdine de eórum societáte gaudére. Per Dóminum.
OH DIOS, que nos concedes celebrar el día natalicio de tus santos mártires Sixto, Felicísimo y Agapito, otórganos el poder gozar de su compañía en la eterna bienaventuranza. Por Nuestro Señor.

EPÍSTOLA 2Pe, 1, 16-19
LÉCTIO EPÍSTOLÆ BEÁTI PETRI APÓSTOLI.
Caríssimi: Non doctas fábulas secúti notam fécimus vobis Dómini nostri Jesu Christi virtútem et præséntiam sed speculatóres facti illíus magnitúdinis. Accípiens enim a Deo Patre honórem et glóriam, voce delápsa ad eum hujuscémodi a magnifica glória: «Hic est Fílius meus diléctus, in quo mihi complácui, ipsum audíte.» Et hanc vocem nos audívimus de cælo allátam, cum essémus cum ipso in monte sancto. Et habémus firmiórem prophéticum sermónem: cui bene fácitis attendéntes, quasi lucérnæ lucénti in caliginóso loco, donec dies elucéscat et lúcifer oriátur in córdibus vestris.
LECTURA DE LA CARTA DE SAN PEDRO APÓSTOL.
Carísimos: No nos fundábamos en fábulas fantasiosas cuando os dimos a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, sino en que habíamos sido testigos oculares de su grandeza. Porque él recibió de Dios Padre honor y gloria cuando desde la sublime Gloria se le transmitió aquella voz: «Este es mi Hijo amado, en quien me he complacido». Y esta misma voz, transmitida desde el cielo, es la que nosotros oímos estando con él en la montaña sagrada. Así tenemos más confirmada la palabra profética y hacéis muy bien en prestarle atención como a una lámpara que brilla en un lugar oscuro hasta que despunte el día y el lucero amanezca en vuestros corazones.

GRADUAL Sal 44, 3.2
SPECIOSUS forma præ fíliis hóminum: diffúsa est gratia in labiis tuis. V/.  Eructavit cor meum verbum bonum: dico ego ópera mea Regi.
ERES el más bello de los hijos de los hombres: en tus labios se derrama la gracia. V/. De mi pecho brotó un himno armonioso: yo consagro mis obras al Rey.

ALELUYA Sab 7, 26
ALLELÚJA, ALLELÚJA. V/. Candor est lucis ætérnæ, spéculum sine macula, et imago bonitátis illíus. Allelúja.
ALELUYA, ALELUYA. V/. Es el esplendor de la luz eterna, espejo sin mancilla e imagen de su bondad. Aleluya.

EVANGELIO Mt 17, 1-9
SEQUÉNTIA SANCTI EVANGÉLII SECÚNDUM MATTHǼUM
In illo témpore: Assúmpsit Jesus Petrum, et Jacóbum, et Joánnem fratrem ejus, et duxit illos in montem excélsum seórsum: et transfigurátus est ante eos. Et resplénduit fácies ejus sicut sol, vestiménta autem ejus facta sunt alba sicut nix. Et ecce apparuérunt illis Móyses et Elías cum eo loquéntes. Respóndens autem Petrus, dixit ad Jesum: Dómine, bonum est nos hic esse: si vis, faciámus hic tria tabernácula, tibi unum, Móysi unum, et Eliæ unum. Adhuc eo loquénte, ecce nubes lúcida obumbrávit eos. Et ecce vox de nube, dicens: «Hic est Fílius meus diléctus, in quo mihi bene complácui: ipsum audíte.» Et audiéntes discípuli, cecidérunt in fáciem suam, et timuérunt valde. Et accéssit Jesus, et tétigit eos, dixítque eis: «Súrgite et nolíte timére.» Levántes autem óculos suos, néminem vidérunt nisi solum Jesum. Et descendéntibus illis de monte, præcépit eis Jesus, dicens: «Némini dixéritis visiónem, donec Fílius hóminis a mórtuis resúrgat.»
LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO.
En aquel tiempo: Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y subió con ellos aparte a un monte alto. Se transfiguró delante de ellos, y su rostro resplandecía como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. De repente se les aparecieron Moisés y Elías conversando con él. Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo a Jesús: «Señor, ¡qué bueno es que estemos aquí! Si quieres, haré tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías». Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra y una voz desde la nube decía: «Este es mi Hijo, el amado, en quien me complazco. Escuchadlo». Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de espanto. Jesús se acercó y, tocándolos, les dijo: «Levantaos, no temáis». Al alzar los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús, solo. Cuando bajaban del monte, Jesús les mandó: «No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos».

Se dice Credo

OFERTORIO Sal 111, 3
GLÓRIA, et divítiæ in domo ejus: et justítia ejus manet in sǽculum sǽculi, allelúja.
Gloria y riquezas abundaran en su casa y su justicia durará eternamente, aleluya.

SECRETA
OBLÁTA, quǽsumus, Dómine, múnera, gloriósa Unigéniti tui Transfiguratióne sanctífica: nosque a peccatórum máculis, splendóribus ipsíus illustratiónis emúnda. Per eúmdem
SANTIFICA, Señor, te pedimos, esta oblación por la Transfiguración de tu Unigénito Hijo y purifícanos de las manchas de nuestras deudas con los resplandores de su misma claridad. Por el mismo Jesucristo.
Conmemoración de san Sixto y  compañeros mártires.
MÚNERA tibi, Dómine, nostræ devotiónis offérimus: quæ et pro tuórum tibi grata sint honóre justórum, et nobis salutária, te miseránte reddántur. Per Dóminum
TE OFRECEMOS, Señor, los dones de nuestra devoción para que en atención a tus justos, te sean agradables y por tu misericordia nos sean saludables. Por Nuestro Señor Jesucristo

Prefacio común

COMUNIÓN Mt 17, 9
VISIÓNEM quam vidístis, némini dixéritis, donec a mórtuis resúrgat Fílius hóminis.
NO DIGÁIS a nadie la visión que habéis visto, hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos.

POSCOMUNIÓN
Præsta, quǽsumus, omnípotens Deus: ut sacrosáncta Fílii tui Transfiguratiónis mystéria, quæ solémni celebrámus officio, purificátæ mentis intelligéntia consequámur. Per eúmdem.
CONCÉDENOS, oh Dios omnipotente que comprendamos los sagrados misterios de la Transfiguración de tu Hijo, que solemnemente celebramos, con la claridad de una lama limpia de pecado. Por nuestro Señor.
Conmemoración de san Sixto y  compañeros mártires.
Præsta nobis, quǽsumus, Dómine, intercedéntibus sanctis Martyribus tuis Xysto, Felicissimo et Agapito ut, quod ore contíngimus, pura mente capiámus. Per Dóminum
TE PEDIMOS, Señor, nos concedas por la intercesión de tus santos mártires Sixto, Felicísimo y Agapito que recibamos con alma limpia el manjar tomado en nuestra boca.  Por Nuestro Señor.