lunes, 5 de junio de 2017

LUNES DE PENTECOSTÉS


LUNES DE PENTECOSTÉS
Estación en San Pedro Ad Vincula
Los frutos sobrenaturales que el Espíritu Santo otorga a los que viven en conformidad con la fe.

INTROITO     Salmo 80, 17
Los sustentó con riquísimo trigo, aleluya, y los sació con la miel que destilaban las peñas, aleluya, aleluya. (S). Regocijaos, alabando a Dios nuestro protector: celebrad con júbilo al Dios de Jacob. v/. Gloria al Padre…

COLECTA
Oh Dios, que diste a tus apóstoles el Espíritu Santo: concede a  tu pueblo el efecto de su piadosa petición; y a los que diste la fe, concédeles también el don de la paz. Por nuestro Señor… en unidad del mismo…

EPISTOLA Hechos de los Apóstoles 10,34.42-48.
En aquellos días, Pedro, dando principio a su discurso, habló de esta manera: Verdaderamente acabé de conocer que Dios no hace acepción de personas;  Y nos mandó que predicásemos y testificásemos al pueblo, que él es el que está por Dios constituido juez de vivos y de muertos.  Del mismo testifican todos los profetas, que cualquiera que cree en él, recibe en virtud de su nombre la remisión de los pecados.  Estando aún Pedro diciendo estas palabras, descendió el Espíritu Santo sobre todos los que oían la plática.  Y los fieles, circuncidados, o judíos, que habían venido con Pedro, quedaron pasmados, al ver que la gracia del Espíritu Santo se derramaba también sobre los gentiles, o incircuncisos.  Pues los oían hablar varias lenguas y publicar las grandezas de Dios.  Entonces dijo Pedro: ¿Quién puede negar el agua del bautismo a los que como nosotros, han recibido también al Espíritu Santo?  Así que mandó bautizarlos en Nombre y con el bautismo de Nuestro Señor Jesucristo; y le suplicaron que se detuviese con ellos algunos días, como lo hizo.

ALELUYA, ALELUYA. v/. Los Apóstoles hablaban en varias lenguas, anunciando las maravillas de Dios. Aleluya. v/. (Se arrodillan). Ven espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.

SECUENCIA
   Ven, oh Espíritu Santo,
Y envía desde el cielo
De la Luz sacrosanta
Un puro rayo que penetre  el pecho.
   Ven, Padre de los pobres,
Ven, oh liberal Dueño
De dones celestiales;
Ven y alumbra las almas con tu fuego.
   Del pecho atribulado
Consolador excelso,
Y del alma afligida
Refugio suave y dulce refrigerio.
   Descanso en los trabajos,
En el bochorno intenso
De la aflicción alivio.
Y del llanto dulcísimo consuelo.
   ¡Oh bienaventurada
Luz de esplendor eterno,
Llena, llena a los fieles
Del corazón los más profundos senos!
   Sin ti solo es el hombre
La nada de que fue hecho;
Todo sin ti es la nada,
Pues sin ti nada hay santo, nada recto.
   Lava lo que esta inmundo,
Riega lo que está seco;
Y, medico divino,
Sana tú en mi lo mucho que hay enfermo.
   Doblega lo inflexible,
Y fomenta lo yerto
De mi amor; y a ti vuelva
Lo que en mi se desvía de tu centro.
   Dale al que en ti confía,
Da siempre a tu fiel siervo
De celestiales dones
El septenario número de efectos.
    Danos de las virtudes
El mérito y el premio;
Da salud a nuestra alma
Y danos, finalmente, gozo eterno.
Amen. Aleluya

EVANGELIO   San Juan 3,16-21.
En aquel tiempo dijo Jesús a Nicodemo: Que amó tanto Dios al mundo, que no paró hasta dar a su Hijo unigénito; a fin de que todos los que creen en él, no perezcan, sino que vivan vida eterna.  Pues no envió Dios su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que por su medio el mundo se salve.  Quien cree en él, no es condenado: pero quien no cree, ya tiene hecha la condena; porque no cree en el nombre del Hijo unigénito de Dios.  Este juicio de condenación consiste en que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, por cuanto sus obras eran malas.  Pues quien obra mal, aborrece la luz, y no se arrima a ella, para que no sean reprendidas sus obras.  Al contrario, quien obra según la verdad le inspira, se arrima a la luz, a fin de que sus obras se vean, pues han sido hechas según Dios.

OFERTORIO      Salmo 17, 14 y 16
El Señor trono desde el cielo, y el Altísimo dejo oír su voz, y aparecieron fuentes de agua, aleluya

SECRETA
Te rogamos, oh Dios, que santifiques propicio estos dones; y aceptando la población de esta hostia espiritual, haz que seamos nosotros para ti un don eterno. Por nuestro Señor…

PREFACIO
Realmente es justo y necesario, es nuestro deber y salvación, darte gracias, siempre y en todo lugar, Señor, Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo nuestro Señor: Que después de subir al Cielo, donde está sentado a tu derecha, ha derramado (en este día) sobre tus hijos adoptivos el Espíritu Santo que había prometido. Por eso con esta infusión de gozo el mundo entero desborda de alegría, y también los coros celestiales, los Ángeles y los Arcángeles, cantan sin cesar el himno de tu gloria:

COMUNION              Juan 14, 26
El Espíritu Santo os enseñara, aleluya; y os recordara cuantas cosas os tengo dichas, aleluya, aleluya.

POSCOMUNION
Te suplicamos, Señor, que mires benigno a tu pueblo y defiendas del furor de los enemigos a quienes has alimentado con los misterios celestiales. Por nuestro Señor…

Transcripto por Dña. Ana María Galvez

FERIA SECUNDA INFRA OCTAVAM PENTECOSTES
STATIO AD S. PETRUM AD VINCULA

Introitus: Ps. lxxx: 17
Cibávit eos ex ádipe fruménti, allelúja: et de petra, melle saturávit eos, allelúja, allelúja. [Ps. ibid: 3] Exsultáte Deo adjutóri nostro: jubiláte Deo Jacob. v. Glória Patri. Cibávit eos.
Oratio:
Deus, qui Apóstolis tuis Sanctum dedísti Spíritum: concéde plebi tuæ piæ petitiónis efféctum; ut, quibus dedísti fidem, largiáris et pacem. Per Dóminum ... in unitáte ejúsdem.
Act. x: 34, 42-48
Léctio Actuum Apostolórum.
In diébus illis: Apériens Petrus os suum, dixit: «Viri fratres, nobis præcépit Dóminus prædicáre pópulo, et testificári quia ipse est, qui constitútus est a Deo judex vivórum, et mortuórum. Huic omnes prophétæ testimónium pérhibent, remissiónem peccatórum accípere per nomen ejus omnes, qui credunt in eum.» Adhuc loquénte Petro verba hæc, cécidit Spíritus Sanctus super omnes, qui audiébant verbum. Et obstupuérunt ex circumcisióne fidéles, qui vénerant cum Petro: quia et in natiónes grátia Spíritus Sancti effúsa est. Audiébant enim, illes loquéntes linguis, et magnificántes Deum. Tunc respóndit Petrus: «Numquid aquam quis prohibére potest, ut non baptizéntur hi, qui Spíritum Sanctum accepérunt sicut et nos?» Et jussit eos baptizári in nómine Dómini Jesu Christi.

Allelúja, allelúja. v. [Act ii: 4] Loquebántur váriis linguis Apóstoli magnália Dei. Allelúja. [Hic genuflectitur] v. Veni, sancte Spíritus, reple tuórum corda fidélium: et tui amóris in eis ignem accénde.
Sequentia
Veni, sancte Spíritus,
        Et emítte cælitus
        Lucis tuæ rádium.
Veni pater páuperum,
        Veni dator múnerum,
        Veni lumen córdium.
Consolátor óptime,
        Dulcis hospes ánimæ,
        Dulce refrigérum.
In labóre réquies,
        In æstu tempéries,
    In fletu solátium.
O lux beatíssima,
        Reple cordis íntima
        Tuórum fidélium.
Sine tuo númine,
        Nihil est in hómine,
        Nihil est innóxium.
Lava quod est sórdidum,
        Riga quod est áridum,
        Sana quod est sáucium.
Flecte quod est rígidium,
        Fove quod est frígidium,
        Rege quod est dévium.
Da tuis fidélibus,
        In te confidéntibus,
        Sacrum septenárium.
Da virtutútis méritum,
        Da salútis éxitum,
        Da perénne gáudium.
        Amen. 
 Allelúja.

Joann. iii: 16-21
+

Sequéntia sancti Evangélii
secúndum Joánnem.
In illo témpore: Dixit Jesus Nicodémo: «Sic Deus diléxit mundum, ut Fílium suum unigénitum daret: ut omnis, qui credit in eum, non péreat, sed hábeat vitam ætérnam. Non enim misit Deus Fílium suum in mundum, ut júdicet mundum, sed ut salvétur mundus per ipsum. Qui credit in eum, non judicátur; qui autem non credit, jam judicátus est: quia non credit in nómine unigéniti Fílii Dei. Hoc est autem judícium: quia lux venit in mundum, et dilexérunt hómines magis ténebras, quam lucem: erant enim eórum mala ópera. Omnis enim qui male agit, odit lucem, et non venit ad lucem, ut non arguántur ópera ejus: qui autem facit veritátem, venit ad lucem, ut manifesténtur ópera ejus quia in Deo sunt facta.»
Credo.

Offertorium: Ps. xvii: 14 et 16
Intónuit de cælo Dóminus, et Altíssimus dedit vocem suam: et apparuérunt fontes aquárum, allelúja.

Secreta:
Propítius, Dómine, quǽsumus, hæc dona sanctífica: et hóstiæ spiritalis oblatióne suscépta, nosmetípsos tibi pérfìce munus ætérnum. Per Dóminum.

VERE DIGNUM et iustum est, æquum et salutáre, nos tibi semper et ubíque grátias ágere: Dómine sancte, Pater omnípotens, ætérne Deus,  per Christum, Dóminum nostrum.       Qui ascéndens super omnes cælos, sedénsque ad déxteram tuam,  promíssum Spíritum Sanctum (hodiérna die) in fílios adoptiónis effúdit. Quaprópter profúsis gáudiis, totus in orbe terrárum mundus exsúltat.  Sed et supérnæ Virtútes, atque angélicæ Potestátes,  hymnum glóriæ tuæ cóncinunt, sine fine dicéntes:
Communio: Joann. xiv: 26:
Spíritus Sanctus docébit vos, allelúja: quæcúmque díxero vobis, allelúja, allelúja.

Postcommunio:

Adésto, quǽsumus, Dómine, pópulo tuo: et quam mystériis cæléstibus imbuísti, ab hóstium furóre defénde. Per Dóminum.