viernes, 14 de abril de 2017

VIGILIA PASCUAL


SABBATO SANCTO
SÁBADO SANTO
I classis
I clase
DE VIGILIA PASCHALI
VIGILIA PASCUAL
Statio ad S. Ioannem in Laterano
Estación en san Juan de Letran
De benedictione novi Ignis
1. Hora competenti tobaleis cooperiuntur altaria, sed candelæ exstinctæ manent usque ad principium missæ. Interim excutitur ignis de lapide, et ex eo accenduntur carbones
1. A la hora conmpetentes, cubiertos los altares con manteles. Las velas estarán apagadas hasta el principio de la misa. Entretanto, fuera del templo, se saca fuego del perdenal y con el se encienden los carbones.
2. Celebrans induitur amictu, alba, cingulo, stola et pluviali violacei coloris ; ministri sacri amictu, alba, cingulo, diaconus stola et dalmatica, subdiaconus tunicella, eiusdem coloris.
2.  El celebrante revestido con amito, alba, cíngulo, estola y pluvial morado; los ministros sagrados, con amito, alba, cíngulo, el diácono con estola y dalmática, el subdiácono con tunicela del mismo color.
2a. Sacerdos induitur amictu, alba, cingulo, stola et pluviali violaceo, vel manet sine casula
2a. Revestido de alba, estola y capa moradas, en su defecto sin con estola, sin casulla.
3. Adstantibus ministris, seu ministrantibus, cum cruce, aqua benedicta et incenso, sive ante portam, sive in aditu ecclesiæ, yel intus eam, ubi scilicet populus ritum sacrum melius sequi possit, celebrans benedicit novum ignem, dicens :
3. Los ministros o ministrantes con la cruz, agua bendita e incensario se colocan en el atrio o cancel, o ante la misma puerta, o en el interior del templo. El sacerdote bendice el nuevo fuego diciendo:
V/. Dóminus vobíscum.
V/. El Señor sea con vosotros. 
R/. Et cum spíritu tuo.
R/. Y con tu espíritu.
Orémus. Oratio.
Oremos.
Deus, qui per Fílium tuum, angulárem scílicet lápidem, claritátis tuæ ignem fidélibus contulísti : prodúctum e sílice, nostris profutúrum úsibus, novum hunc ignem sanctí + fica : et concéde nobis, ita per hæc festa paschália cæléstibus desidériis inflammári ; ut ad perpétuæ claritátis, puris méntibus, valeámus festa pertíngere. Per eúndem Christum, Dóminum nostrum.
OH Dios, que por medio de tu Hijo que es la piedra angular, diste a tus fieles el fuego de tu claridad, santifica esta nuevo fuego sacado de la piedra, y que ha de servir para nuestros usos, y concédanos que, de tal modo nos inflamemos en deseos celestiales en estas fiestas pascuales, que merezcamos llegar con almas puras a las fiestas de la luz perdurable. Por el mismo Cristo Señor nuestro. 
R/. Amen.
R/. Amen.
Deinde ignem ter aspergit, nihil dicens.
Asperja el fuego con agua bendita
4. Acolythus, seu unus ministrantium, assumens de carbonibus benedictis, ponit in thuribulum ; celebrans vero ponit incensum in thuribulum, benedicens illud more solito, ignemque ter adolet incenso.
4.. Un acolito, tomando de las ascuas benditas, prepara el incensario: el sacerdote pone incienso, bendiciéndolo como de costumbre, e inciensa tres veces el fuego.
De benedictione cerei paschalis
5. Novo igne benedicto, acolythus, seu unus ministrantium, portat cereum paschalem in medium, ante celebrantem, qui cum stilo, inter extrema foramina ad insertionem granorum incensi destinata, incidit crucem. Deinde facit super eam litteram græcam Alpha, subtus vero litteram Omega, et inter brachia crucis quatuor numeros exprimentes annum currentem, interim dicens :
5. Con un punzón graba el celebrante en el cirio pascual una cruz, Α  y  Ω (primera y ultima letras del alfabeto griego), y las cifras del año en curso.
Al grabar los dos brazos de la cruz, el celebrante dice:
(1) Christus heri et hodie (incidit hastam erectam),
(1) Cristo ayer y hoy.
(2) Princípium et Finis (incidit hastam transversam),
(2) Principio y fin.
(3) Alpha (incidit supra hastam erectam litteram A)
(3) Alpha
(4) et Omega (incidit subtus hastam erectam litteram O)
(4) et Omega
(5) Ipsíus sunt témpora (incidit primum numerum anni currentis in angulo sinistro superiore crucis)
(5) De el son los tiempos
(6) et sǽcula (incidit secundum numerum anni currentis in angulo dextro superiore crucis) ;
(6) y los siglos.
(7)Ipsi glória et impérium (incidit tertium numerum anni currentis in angulo sinistro inferiore crucis)
(7) A el la gloria y el imperio
(8) per univérsa æternitátis sǽcula. Amen (incidit quartum numerum anni currentis in angulo dextro inferiore crucis).
(8) por todos los siglos de la eternidad. Amen.
http://www.introibo.fr/IMG/jpg/samedi_saint001.jpg
6. Incisione crucis et aliorum signorum peracta, diaconus, seu alius ministran-tium, præbet cclebranti grana incensi, quæ idem celebrans, si non sunt benedicta, ter aspergit et ter adolet incenso, nihil dicens. peinde infigit qiunque grana in foramina, interim dicens :
6. Terminada la incisión en la cruz y de los demás signos, el diacono ofrece al sacerdote los granos de incienso, los cuales, si no están bendecidos, los asperja el celebrante tres veces y tres veces los inciensa sin decir nada. Después clava los cinco granos en los lugares preparados para ello, diciendo entretanto:
1
1
4 2 5
4 2 5
3
3
(1) Per sua sancta vúlnera
(1) Por tus santas llagas
(2) gloriósa
(2) gloriosas
(3) custódiat
(3) nos guarde
(4) et consérvet nos
(4) y conserve
(5) Christus Dominus. Amen.
(5) Cristo Señor. Amen.  
7. Tum diaconus, seu unus ministrantium, porrigit celebranti parvam cande-lam, de novo igne accensam, qua cereum accendit, dicens :
7. El diacono presenta al sacerdote una vela encendida en el nuevo fuego, y con ella el mismo preste enciende el cirio pascual, diciendo.
Lumen Christi glorióse resurgéntis
Dissipet ténebras cordis et mentis.
La luz de Cristo gloriosamente resucitado.
Disipe las tinieblas del corazón y de la mente.
8. Mox, celebrans benedicit cereum accensum, dicens :
8. Ahora bendice el cirio pascual:
V/. Dóminus vobíscum.
V/. El Señor sea con vosotros.
R/. Et cum spíritu tuo.
R/. Y con tu espíritu.
Orémus. Oratio.
Oremos.
Véniat, quǽsumus, omnípotens Deus, super hunc incénsum céreum larga tuæ bene+dictiónis infúsio : et hunc noctúrnum splendórem invisíbilis regenerátor accénde ; ut non solum sacrifícium, quod hac nocte litátum est, arcána lúminis tui admixtióne refúlgeat ; sed in quocúmque loco ex huius sanctificatiónis mystério aliquid fúerit deportátum, expúlsa diabólicæ fraudis nequítia, virtus tuæ maiestátis assístat. Per Christum, Dóminum nostrum.
DESCIENDA, te pedimos, Señor omnipotente, sobre este cirio encendido la generosa abundancia de tu bendición; y tu que eres invisible regenerador, enciende este esplendor nocturno, para que no solo el sacrificio que esta noche se celebra brillo con la secreta acción de tu luz, sino que, en cualquier lugar al que se lleve algo de este misterio de santificación, expulsada la malicia de los engaños del diablo, se siente la protección de la virtud de tu majestad. Por Cristo nuestro Señor
R/. Amen.
R/. Amén.
9. Interim luminaria ecclesiæ exstinguuntur.
9. El templo hallase en oscuridad
De solemni processione et de præconio paschali
SOLEMNE PROCESION DE ENTRADA Y PREGÓN PASCUAL
10. Tum celebrans iterum ponit incensum in thuribulum ; postea diaconus, depositis paramentis violaceis, et indutus stola et dalmatica albi coloris, accipit cereum paschalem accensum, et ordinatur processio : præcedit thuriferarius, sequitur subdiaconus cum cruce, diaco nus cum cereo accenso, post eum statim celebrans, dcinde clerus per ordinem, et populus.
10. El templo hallase en oscuridad, alumbrándolo únicamente el cirio pascual, símbolo de Cristo. Precede la cruz procesional. El diacono, con dalmatica blanca, lleva el gran cirio, siguiéndolo el clero y pueblo fiel, caminado hacia el altar mayor.
La lenta procesión parase tres veces: primera, cerca de la puerta mayor; segunda, hacia el medio de la nave central; tercera, en el presbiterio. En cada parada, el diácono, en pie, eleva el cirio y clama:
10a. Tum sacerdos, depositis paramentis violaceis, et indutus stola et dalmatica albi coloris, iterum ponit incensum in thuribulun; postea, accipit cereum paschalem accensum, et ordinatur processio : prcecedit thuriferarius, sequitur crucifer, post eum statim sacerdos cum cereo accenso, deinde ceteri ministrantes, et populus.
10a. Si lo hace el sacerdote, se quita los ornamentos moradios y pone la estola y la dalmática blanca, y pone incienso, después toma el cirio pascual y se ordena la procesión: precede el turiferario, seguido del Crucífero, después el sacerdote con el cirio pascual y el resto de ministrantes y pueblo.
11. Cum diaconus ingressus est ecclesiam, stans, cantat solus :
11.Cuando el diacono entre en la Iglesia, de pie, canta él solo:
V/. Lumen Christi.
V/. Luz de Cristo.
cui omnes alii, præter subdiaconum et thuriferarium, genuflectentes versus cereum benedictum, respondent :
Al cual todos, excepto el subdiácono y el turiferario, se arrodillan hacia el cirio bendito y  responden:  :
R/. Deo grátias.
R/. Demos gracias a Dios.
Celebrans vero de cereo benedicto propriam candelam accendit. Procedens ad medium ecclesise, ibi eodem modo diaconus altius cantat :
En seguida el celebrante enciende, con el cirio, una vela mas,. Se procede hasta el medio de la iglesia donde le diácono canta en tono más alto:

Lumen Christi, cui omnes, ut supra, genuflectentes, respondent : Deo grátias. Et de cereo benedicto accenduntur candelæ cleri.
V/. Luz de Cristo. Al cual todos, como arriba, se arrodillan y  responden:  R/. Demos gracias a Dios. Y del cirio bendito se enciendan las velas del clero.
Tertio procedens ante altare, in medio chori, rursum adhuc altius cantat : Lumen Christi, cui tertio omnes, ut supra, genuflectentes, respondent : Deo grátias. Et accenduntur candelæ populi de cereo benedicto, et luminaria ecclesiæ.
Ante el altar, en medio del coro, se canta lo más alto posible. Lumen CHriste, y por tercera vez, todos, como arriba, arrodillados, dicen; Demos gracias a Dios. Y se encienden las velas del pueblo del cirio bendito y las luces de la Iglesia.
11a. Cum sacerdos ingressus est ecclesiam, stans, cantat solus : Lumen Christi, cui omnes alii, præter cruciferum et thuriferarium, genuflectentes versus cereum benedictum, respondent : Deo grátias. Tunc unus ex ministrantibus de cereo benedicto candelam pro sacerdote accendit. Procedens ad medium ecclesice, ibi eodem modo sacerdos altius cantat : Lumen Christi,cui omnes, ut supra, genuflectentes, respondent : Deo grátias. Et de cereo benedicto accenduntur candelæ ministrantium.
11a. Si lo hace el sacerdote, se observan los mismos ritos, y se enciende una primera vela reservarda para el, en el segundo Lumen Christi, encienden sus velas los ministrantes; y en el tercero todo el pueblo.
Tertio procedens ante altare, in medio chori, rursum adhuc altius cantat : Lumen Christi, cui tertio omnes, ut supra, genuflectentes, respondent : Deo grátias. Et accenduntur candelæ populi de cereo benedicto, et luminaria ecclesiæ.
12. Tunc celebrans vadit ad locum suum in choro, in latere epistolæ ; subdiaconus cum cruce stat in latere evangelii, contra legile ; clerus locum suum occupat in scamnis.
12. Entonces el celebrante va a su lugar en el coro, en lado de la epístola, el subdiácono con la cruz está en el lado del evangelio, enfrente del facistol, el clero ocupa su lugar en los sitiales.
Diaconus deponit cereum paschalem in medio chori, supra parvum sustentaculum, et, postquam celebrans posuerit incensum in thuribulum, accipiens librum, petit benedictionem, dicens :
El diacono coloca el cirio sobre un candelero de honor en medio del presbiterio, después de que el celebrante ponga incienso en el turíbulo, reciendo el libro, pide recibe la bendición diciendo:
Iube, domne, benedícere.
Padre, dígnate bendecirme.
Et celebrans subiungit :
El celebrante añade.
Dóminus sit in corde tuo, et in lábiis tuis : ut digne et competénter annúnties suum paschále præcónium : In nomine Patris, et Filii, + et Spíritus Sancti. Amen.
El Señor este en tu corazón y en tus labios para que digna y competentemente anuncies su pregón pascual. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.
12a. Sacerdos deponit cereum paschalem in medio chori, supra parvum sustentaculum, seque recipit ad abacum ; crucifer stat in latere evangelii, contra legile ; ceteri ministrantes disponuntur hinc et inde. Sacerdos vero, postquam posuerit incensum in thuribulum, accepto libro, dicit :
12a. El sacerdote coloca el cirio pascual en medio del coro, en un candelero de honro, el crucífero está en lado del evangelio, en frente del atril. Los demás ministres se disponen a uno y otro lado. El sacerdote, después de poner incienso, recibido el libro, dice:
Iube, Dómine, benedicere.— Dóminus sit in corde meo, et in lábiis meis : ut digne et competénter annúntiem suum paschále præcónium. Amen.
Señor, dígnate bendecirme. El Señor este en mi corazón y en mis labios para que digna y competentemente anuncie su pregón pascual. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.
13. Postea diaconus vadit ad legile, strato albo coopertum, et ponit super eo librum, et incensat ; deinde, circumiens cereum paschalem, etiam illum thurificat.
13. A continuación va al facistol preparado cerca del cirio pascual, puesto sobre él el libro, lo inciensa. Luego rodéando el cirio pacual lo inciensa.
Tunc surgentibus omnibus, et stantibus, ut fit ad evangelium, diaconus cantat præconium .paschale, habens ante se cereum paschalem, a dextris altare, a sinistris aulam ecclesiæ.
Luego, levantándose todos y estando de pie con el cirio encendido en las manos como en el Evangelio, el diacono inicia el canto del Pregón, teniendo ante sí el cirio pascual, a la derecha el altar y al izquierda la nave.
13a. Postea sacerdos vadit ad legile, strato albo coopertum, et ponit super eo librum, et incensat ; deinde, drcumiens cereum paschalem, etiam illum thurificat.
13a. El sacerdote solo, sigue la misma ceremonia.
Tunc surgentibus omnibus, et stantibus, ut fit ad evangelium, ipse sacerdos cantat vel legit præconium paschale habens ante se cereum paschalem, a dextris altare, a sinistris aulam ecclesiæ.
PRÆCONIUM PASCHALE
ANUNCIO DE LA PASCUA
Exsúltet iam Angélica turba cælórum : exsúltent divína mystéria : et pro tanti Regis victória tuba ínsonet salutáris. Gáudeat et tellus tantis irradiáta fulgóribus : et ætérni Regis splendóre illustráta, totíus orbis se séntiat amisísse calíginem. Lætétur et mater Ecclésia, tanti lúminis adornáta fulgóribus : et magnis populórum vócibus hæc aula resúltet. Quaprópter astántes vos, fratres caríssimi, ad tam miram huius sancti lúminis claritátem, una mecum, quæso, Dei omnipoténtis misericórdiam invocáte. Ut, qui me non meis méritis intra Levitárum númerum dignatus est aggregáre : lúminis sui claritátem infúndens, Cérei huius laudem implére perfíciat. Per Dominum nostrum Iesum Christum, Fílium suum : qui cum eo vivit et regnat in unitáte Spíritus Sancti Deus : Per omnia sǽcula sæculórum.
EXULTE ya la angélica turba de los cielos; exulten los divinos ministros, y por la victoria de Rey tan grande, resuene la trompeta de salvación. Alégrese también la tierra, radiante de tanta luz, e iluminada con el resplandor del Rey eterno, sienta haberse ya disipado la oscuridad que tenia encubierto antes ál mundo.
Alégrese también nuestra madre la Iglesia, adornada con los fulgores de tanta luz; y resuene este recinto con las festivas voces de los pueblos. Por lo que vosotros, hermanos carísimos, que asistís a la maravillosa claridad de tan santa luz, unidos conmigo, invocad la misericordia del Dios omnipotente, para que, pues se digno no por meritos, agregarme al número de los diáconos difundiendo la claridad de su luz, pueda cantar las alabanzas de este cirio. Por nuestro Señor Jesucristo, su Hijo, que con el vive y reina en unidad del Espíritu Santo, Dios, por todos los siglos de los siglos.  
R/. Amen.
R/. Amen
V/. Dóminus vobíscum.
V/. El Señor sea con vosotros
R/. Et cum Spíritu tuo.
R/. Y con tu espíritu
V/. Sursum corda.
V/. Arriba los corazones   .
R/. Habémus ad Dóminum.
R/. Los tenemos en el Señor.
V/. Grátias agámus Dómino Deo nostro.
V/. Demos gracias al Señor nuestro Dios  
R/. Dignum et iustum est.
R/. Es digno y justo
Vere dignum et iustum est, invisibilem Deum Patrem omnipoténtem, Filiúmque eius unigénitum, Dominum nostrum Iesum Christum, toto cordis ac mentis afféctu et vocis ministério personáre. Qui pro nobis ætérno Patri Adæ débitum solvit : et véteris piáculi cautiónem pio cruóre detérsit. Hæc sunt enim festa paschália, in quibus verus ille Agnus occíditur, cuius sánguine postes fidelium consecrántur. Hæc nox est, in qua primum patres nostros, fílios Israël edúctos de Ægýpto, Mare Rubrum sicco vestígio transire fecísti. Hæc ígitur nox est, quæ peccatórum ténebras colúmnæ illuminatióne purgávit. Hæc nox est, quæ hódie per univérsum mundum in Christo credéntes, a vítiis sǽculi et calígine peccatórum segregátos, reddit grátiæ, sóciat sanctitáti. Hæc nox est, in qua, destrúctis vínculis mortis, Christus ab ínferis victor ascéndit. Nihil enim nobis nasci prófuit, nisi rédimi profuísset. O mira circa nos tuæ pietátis dignátio ! O inæstimábilis diléctio caritátis : ut servum redimeres, Fílium tradidísti ! O certe necessárium Adæ peccátum, quod Christi morte delétum est ! O felix culpa, quæ talem ac tantum méruit habére Redemptórem ! O vere beáta nox, quæ sola méruit scire tempus et horam, in qua Christus ab ínferis resurréxit ! Hæc nox est, de qua scriptum est : Et nox sicut dies illuminábitur : Et nox illuminátio mea in deliciis meis. Huius ígitur sanctificátio noctis fugat scélera, culpas lavat : et reddit innocéntiam lapsis et mæstis lætítiam. Fugat ódia, concórdiam parat et curvat imperia.
In huius ígitur noctis grátia, súscipe, sancte Pater, incénsi huius sacrifícium vespertínum : quod tibi in hac Cérei oblatióne sollémni, per ministrórum manus de opéribus apum, sacrosancta reddit Ecclésia. Sed iam colúmnæ huius præconia nóvimus, quam in in honórem Dei rútilans ignis accéndit.
Qui licet sit divísus in partes, mutuáti tamen lúminis detriménta non novit. Alitur enim liquántibus ceris, quas in substántiam pretiósæ huius lámpadis apis mater edúxit. O vere beata nox, quæ exspoliávit Ægýptios, ditávit Hebrǽos ! Nox, in qua terrenis cæléstia, humánis divína iungúntur.
Orámus ergo te, Dómine : ut Céreus iste in honórem tui nóminis consecrátus, ad noctis huius calíginem destruéndam, indefíciens persevéret. Et in odórem suavitátis accéptus, supérnis lumináribus misceátur. Flammas eius lúcifer matutínus invéniat. Ille, inquam, lúcifer, qui nescit occásum. Ille, qui regréssus ab ínferis, humáno géneri serénus illúxit. Precámur ergo te, Dómine : ut nos fámulos tuos, omnémque clerum, et devotíssimum pópulum : una cum beatíssimo Papa nostroN. ..., et Antístite nostro N. ..., quiéte témporum concéssa, in his paschalibus gáudiis, assídua protectióne régere, gubernáre et conserváre digneris. Réspice étiam ad eos qui nos in potestáte regut, et, ineffábili pietátis et misericórdiæ tuæ múnere, dírige cogitatiónes eórum ad iustítiam et pacem, et de terréna operositáte ad cæléstem patriam pervéniant com omni pópulo tuo. Per eúndem Dóminum nostrum Iesum Christum, Fílium tuum : Qui tecum vivit et regnat in unitáte Spíritus Sancti Deus : per ómnia sǽcula sæculórum.
VERDADERAMENTE es digno y justo, equitativo y saludable pregonar con todo el afecto del corazón y con el ministerio de la voz, al Dios invisible, Padre todopoderoso, y a su unigénito Hijo, nuestro Señor Jesucristo. El cual pago por nosotros al Padre eterno la deuda de Adán, y con su piadosa sangre borro la deuda del primer pecado. Estas son, pues, las fiestas pascuales, en las que es inmolado aquel verdadero Cordero, cuya sangre consagra las puertas de los fieles. Esta es la noche en que, en otro tiempo, sacando de Egipto a los hijos de Israel, nuestros padres. Les hiciste pasar el mar Rojo  a pie enjuto. Esta es la noche que disipo las tinieblas de los pecados con la luz de una nube.
Esta es la noche que hoy, por todo el mundo, a los que creen en Jesucristo, apartados de los vicios del siglo y de las tinieblas del pecado, los vuelve a la gracia y los asocia con los santos. Esta es la noche en que rotos los vínculos de la muerte, subió Jesucristo victorioso de los infiernos. Pues de nada nos sirviera el haber nacido si no nos hubiera redimido. ¡Oh admirable dignación de tu piedad con nosotros! ¡Oh inestimable dilección de caridad para redimir al siervotas entregado al Hijo!  ¡Oh ciertamente necesario pecado de Adán, que con la muerte de Cristo fue borrado!  ¡ Oh feliz culpa, que mereció tener tal y tan grande Redentor!
¡Oh noche verdaderamente feliz, que sola mereció saber el tiempo y la hora en la que resucito Cristo de los infiernos. Esta es la noche de la que esta escrito: Y la noche será tan clara como el día, y la noche resplandecerá para alumbrarme en mis delicias. La santidad, pues, de esta noche ahuyenta los pecados, lava las cumpla y devuelve la inocencia a los caídos, y a los tristes la alegría; destierra los odios, prepara la concordia y doblega el orgullo del mando.
En esta noche de gracia, recibe, Padre Santo, el sacrifico vespertino de este incienso, que la sacrosanta Iglesia te ofrece por manos de sus ministros, en la solemne oblación de este cirio, cuya materia labraron las abejas. Mas ya conocemos las excelencias de esta columna, que en honra de Dios va a lucir con fuego rutilante. El cual, aunque dividido en partes, no sufrió detrimento de su luz; pues se alimenta de liquida cera, que la madre abeja fabrico para materia de esta preciosa lámpara.
¡Oh noche verdaderamente feliz, que despojo a los egipcios y enriqueció a los hebreos! Noche en que los cielos se unen con la tierra, lo divino con lo humano.
Te rogamos, pues Señor, que este cirio consagrado en honor de tu nombre, persevere ardiendo, indeficiende, para disipar las tinieblas de esta noche; y recibido en olor de suavidad, se mezcle con las celestiales lumbreras. El lucero de la mañana lo halle encendido; aquel lucero que no tiene ocaso; aquel que, volviendo de los infiernos, alumbro sereno al humano linaje.
Te pedimos, por tanto, Señor, que te dignes regir con asidua protección, gobernar y conservarnos a nosotros, tus siervos, y a todo el clero y al devotísimo pueblo, en unión de nuestro beatísimo Papa N. y nuestro obispo N, concediendo quietud de tiempos, en estos gozos pascuales.
Mira también a aquellos que con potestad nos rigen y, por don de tu inefable piedad y misericordia, dirige sus pensamientos hacia la justicia y la paz, para que después de sus fatigas en la tierra, lleguen a la patria celestial con todo tu pueblo. Por el mismo Señor nuestro Jesucristo, tu Hijo; que contigo vive y reina en unidad del Espíritu Santo, Dios, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amen.
R/. Amen
De lectionibus
LECTURAS
14. Post præconium paschale, diaconus, depositis paramentis albis, assumit violacea, et vadit ad celebrantem.
14. Terminado el Exsultet, se apagan los cirios. El diacono tomo la dalmatita morada.
14a. Post præconium paschale, sacerdos deponit dalmaticam et stolam albi coloris, et, indutus iterum stola et pluviali violaceis, redit ad legile.
14a. Despues del Pregón pascual, el sacerdote deja la dalmática y la estola blanca, y se viste con estola y pluvial morado, y regresa al altril.
15. Postea leguntur lectiones, sine titulo, nec in earum fine respondetur Deo grátias. Leguntur vero a lectore, in medio chori, ante cereum benedictum, ita quidem ut lector habeat a dextris altare, a sinistris aulam ecclesise. Celebrans et ministri, clerus et populus, sedentes auscultant.
15. Despues se leen las lecturas, sin título, ni se responden al final Deo gratias. Se leen por un lector, en medio del coro, ante el cirio bendito, teniendo el altar a su derecha y a su izquierda la nave. El celebrante, los ministros, el clero y el pueblo, escuchan sentados.
Con una selección de lecturas tomadas del Antiguo Testamento, termina la Iglesia de preparar a sus catecúmenos para la recepción del sacramento del bautismo. Estas lecturas, comentadas por las admirables oraciones que las siguen, recuerdan los grandes designios de Dios sobre la obra de nuestra redención. Proclaman la regeneración en Cristo; la nueva creación, el paso del mar Rojo, figura del bautismo, la incorporación de los cristianos a la Iglesia.
15a. Postea leguntur lectiones, sine titulo, nec in earum fine respondetur Deo grátias. Leguntur vero a sacerdote, in medio chori, ante cereum benedictum, ita quidem ut sacerdos habeat a dextris altare, a sinlstris aulam ecclesiee. Ministrantes et populus sedentes auscultant.
15a. Idem.
Si vero adsit clericus lector, omnia peraguntur, ut supra n. 15.
Si hay un clérigo lector, se osberva todo como arriba.
16. In fine lectionis, vel post canticum, dicuntur orationes hoc modo : omnes surgunt ; celebrans dicit Orémus,diaconus Flectámus génua, et omnes, una cum ipso celebrante, flexis genibus, per aliquod temporis spatium in silentio orant ; dicto a diacono Leváte, omnes surgunt, et celebrans dicit orationem, in tono feriali, et iunctis manibus.
16. Al final de las lecturas y después del cántico, se dice la oración del siguiente modo: todos en pie, el celebrante dice Oremos, el diácono Arrodillémonos, y todos a una con el mismo celebrante se arrodillan, por un espacio de tiempo orando en silencio; dicho por el diácono Levantaos, todos se levantan y el celebrante dice la oración, en tono ferial con las manos juntas.
16a. In fine lectionis, vel post canticum, dicuntur orationes hoc modo : omnes surgunt ; sacerdos, stans ante legile, dicit : OrémusFlectámus génua, et omnes, una cum ipso sacerdote, flexis genibus, per aliquod temporis spatium in silentio orant ; dicto a sacerdoteLeváte, omnes surgunt, et ipse dicit orationem, in tono feriali, et iunctis manibus.
16a. Al final de las lecturas y después del cántico, se dice la oración del siguiente modo: todos en pie, el sacerdote, de pie ante el atril, dice Oremos, Arrodillémonos, y todos a una con el mismo celebrante se arrodillan, por un espacio de tiempo orando en silencio; dicho por el sacerdote Levantaos, todos se levantan y dice la oración, en tono ferial con las manos juntas.
17. Leguntur vero quatuor sequentes lectiones, cum suis canticis, et orationibus.
17. Se leen las cuatro siguientes lecturas, con sus cánticos y oraciones.
Lectio Prima
PRIMERA LECTURA
Así como en el principio fecundaba el Espíritu Santo las aguas del primer caos, de las que saco la primera creación, así también ahora fecunda las aguas bautismales, de las que surge la nueva creación, de la que es jefe Cristo, segundo Adán, quien hace de nosotros, por la redención, hombres nuevos.
Gen. 1, 1-31 ; 2, 1-2.
Gen. 1,1-31;  2, 1-2
In princípio creavit Deus cælum et terram. Terra autem erat inánis et vácua, et ténebræ erant super fáciem abýssi : et Spíritus Dei ferebátur super aquas. Dixítque Deus : Fiat lux. Et facta est lux. Et vidit Deus lucem, quod esset bona : et divísit lucem a ténebris. Appellavítque lucem Diem, et ténebras Noctem : factúmque est véspere et mane, dies unus. Dixit quoque Deus : Fiat firmaméntum in médio aquárum : et dívidat aquas ab aquis. Et fecit Deus firmaméntum, divisítque aquas, quæ erant sub firmaménto,ab his, quæ erant super firmaméntum. Et factum est ita. Vocavítque Deus firmaméntum, Cælum : et factum est véspere et mane, dies secúndus. Dixit vero Deus : Congregéntur aquæ, quæ sub cælo sunt, in locum unum : et appáreat árida. Et factum est ita. Et vocávit Deus áridam, Terram : congregationésque aquárum appellávit Maria. Et vidit Deus, quod esset bonum. Et ait : Gérminet terra herbam viréntem et faciéntem semen, et lignum pomíferum fáciens fructum iuxta genus suum, cuius semen in semetípso sit super terram. Et factum est ita. Et prótulit terra herbam viréntem et faciéntem semen iuxta genus suum, lignúmque fáciens fructum, et habens unumquódque seméntem secúndum spéciem suam. Et vidit Deus, quod esset bonum. Et factum est véspere et mane, dies tértius. Dixit autem Deus : Fiant luminária in firmaménto cæli, et dívidant diem ac noctem, et sint in signa et témpora et dies et annos : ut lúceant in firmaménto cæli, et illúminent terram. Et factum est ita. Fecítque Deus duo luminária magna : lumináre maius, ut præésset diéi : et lumináre minus, ut præésset nocti : et stellas. Et pósuit eas in firmaménto cæli, ut lucérent super terram, et præéssent diéi ac nocti, et divíderent lucem ac ténebras. Et vidit Deus, quod esset bonum. Et factum est véspere et mane, dies quartus. Dixit etiam Deus : Prodúcant aquæ réptile ánimæ vivéntis, et volátile super terram sub firmaménto caeli. Creavítque Deus cete grándia, et omnem ánimam vivéntem atque motábilem, quam prodúxerant aquæ in spécies suas, et omne volátile secúndum genus suum. Et vidit Deus, quod esset bonum. Benedixítque eis, dicens : Créscite et multiplicámini, et repléte aquas maris : avésque multiplicéntur super terram. Et factum est véspere et mane, dies quintus. Dixit quo-que Deus : Prodúcat terra ánimam vivéntem in génere suo : iuménta et reptília, et béstias terræ secúndum spécies suas. Factúmque est ita. Et fecit Deus béstias terræ iuxta spécies suas, et iuménta, et omne réptile terræ in génere suo. Et vidit Deus, quod esset bonum, et ait : Faciámus hóminem ad imáginem et similitúdinem nostram : et præsit píscibus maris et volatílibus cæli, et béstiis univers.que terræ, omníque réptíli, quod movétur in terra. Et creávit Deus hóminem ad imáginem suam : ad imáginem Dei creávit illum, másculum et féminam creévit eos. Benedixítque illis Deus, et ait : Créscite et multiplicámini, et repléte terram, et subiícite eam, et dominámini píscibus maris et volatílibus cæli, et univérsis animántibus, quæ movéntur super terram. Dixítque Deus : Ecce, dedi vobis omnem herbam afferéntem se-men super terram, et univérsa ligna, quæ habent in semetípsis seméntem géneris sui, ut sint vobis in escam : et cunctis animántibus terrae, omníque vólucri cæli, et univérsis, quæ movéntur in terra, et in quibus est ánima vivens, ut hábeant ad vescéndum. Et factum est ita. Vidítque Deus cuncta, quæ fécerat : et erant valde bona. Et factum est véspere et mane, dies sextus. Igitur perfécti sunt cæli et terra, et omnis ornátus eórum. Complevítque Deus die séptimo opus suum, quod fécerat : et requiévit die séptimo ab univérso ópere, quod patrárat.
Al principio creó Dios el cielo y la tierra. La tierra era un caos informe; sobre la faz del abismo, la tiniebla. Y el aliento de Dios se cernía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: –«Que exista la luz.» Y la luz existió. Y vio Dios que la luz era buena. Y separó Dios la luz de la tiniebla; llamó Dios a la luz «Día»; a la tiniebla, «Noche».
Pasó una tarde, pasó una mañana: el día primero. Y dijo Dios: –«Que exista una bóveda entre las aguas, que separe aguas de aguas. » E hizo Dios una bóveda y separó las aguas de debajo de la bóveda de las aguas de encima de la bóveda. Y así fue. Y llamó Dios a la bóveda «Cielo». Pasó una tarde, pasó una mañana: el día segundo. Y dijo Dios: –«Que se junten las aguas de debajo del cielo en un solo sitio, y que aparezcan los continentes.» Y así fue. Y llamó Dios a los continentes «Tierra», y a la masa de las aguas la llamó «Mar». Y vio Dios que era bueno. Y dijo Dios: –«Verdee la tierra hierba verde que engendre semilla, y árboles frutales que den fruto según su especie y que lleven semilla sobre la tierra. » Y así fue. La tierra brotó hierba verde que engendraba semilla según su especie, y árboles que daban fruto y llevaban semilla según su especie. Y vio Dios que era bueno. Pasó una tarde, pasó una mañana: el día tercero. Y dijo Dios: –«Que existan lumbreras en la bóveda del cielo, para separar el día de la noche, para señalar las fiestas, los días y los años; y sirvan de lumbreras en la bóveda del cielo, para dar luz sobre la tierra. » Y así fue. E hizo Dios dos lumbreras grandes: la lumbrera mayor para regir el día, la lumbrera menor para regir la noche, y las estrellas. Y las puso Dios en la bóveda del cielo, para dar luz sobre la tierra; para regir el día y la noche, para separar la luz de la tiniebla. Y vio Dios que era bueno. Pasó una tarde, pasó una mañana: el día cuarto. Y dijo Dios: –«Pululen las aguas un pulular de vivientes, y pájaros vuelen sobre la tierra frente a la bóveda del cielo.» Y creó Dios los cetáceos y los vivientes que se deslizan y que el agua hizo pulular según sus especies, y las aves aladas según sus especies. Y vio Dios que era bueno. Y Dios los bendijo, diciendo: –«Creced, multiplicaos, llenad las aguas del mar; que las aves se multipliquen en la tierra.» Pasó una tarde, pasó una mañana: el día quinto. Y dijo Dios: –«Produzca la tierra vivientes según sus especies: animales domésticos, reptiles y fieras según sus especies.» Y así fue. E hizo Dios las fieras según sus especies, los animales domésticos según sus especies y los reptiles según sus especies. Y vio Dios que era bueno. Y dijo Dios: –«Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza; que domine los peces del mar, las aves del cielo, los animales domésticos, los reptiles de la tierra.» Y creó Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó. Y los bendijo Dios y les dijo: –«Creced, multiplicaos, llenad la tierra y sometedla; dominad los peces del mar, las aves del cielo, los vivientes que se mueven sobre la tierra.» Y dijo Dios: –«Mirad, os entrego todas las hierbas que engendran semilla sobre la faz de la tierra; y todos los árboles frutales que engendran semilla os servirán de alimento; y a todas las fieras de la tierra, a todas las aves del cielo, a todos los reptiles de la tierra, a todo ser que respira, la hierba verde les servirá de alimento. » Y así fue. Y vio Dios todo lo que había hecho; y era muy bueno. Pasó una tarde, pasó una mañana: el día sexto. Y quedaron concluidos el cielo, la tierra y sus ejércitos. Y concluyó Dios para el día séptimo todo el trabajo que había he­cho; y descansó el día séptimo de todo el trabajo que había hecho.
Orémus.
Oremos.
V/.Flectámus génua.
V/. Arrodillémonos
R/. Leváte.
R/. levantaos
Oratio.
Oración.
Deus, qui mirabíliter creásti hóminem et mirabílius redemísti : da nobis, quǽsumus, contra oblectaménta peccáti, mentis ratióne persístere ; ut mereámur ad ætérna gáudia perveníre. Per Dóminum.
¡Oh Dios!, que de un modo admirable creaste al hombre, y más admirablemente aun le redimiste; te suplicamos que nos concedas resistir constantemente a los atractivos del pecado, para que merezcamos llegar a los gozos eternos. Por nuestro Señor.
Lectio secunda
SEGUNDA LECTURA
El pueblo de Israel, liberado de la esclavitud de Egipto y guiado por Moisés hacia la tierra de promisión, atraviesa el mar Rojo, que abre ante sus pasos el soplo de dios. De aquel modo la Iglesia, nuevo Israel, librada de la esclavitud del pecado, avanza hacia la tierra eterna de los santos, a traves de las aguas bautismales fecundadas por el soplo del Espíritu divino y bajo la conducta de Cristo, nuevo Moisés.
Ex. 14, 24-31 ; 15, 1.
Ex. 14,24-31;   15,1
In diébus illis : Factum est in vigília matutina, et ecce, respíciens Dóminus super castra Ægyptiórum per colúmnam ignis et nubis, interfécit exércitum eórum : et subvértit rotas cúrruum, ferebantúrque in profúndum. Dixérunt ergo Ægýptii : Fugiámus Israélem : Dóminus enim pugnat pro eis contra nos. Et ait Dóminus ad Móysen : Exténde manum tuam super mare, ut revertántur aquæ ad Ægýptios super currus et équites eórum. Cumque extendísset Moyses manum contra mare, revérsum est primo dilúculo ad priórem locum : fugientibúsque Ægýptiis occurrérunt aquæ, et invólvit eos Dóminus in médiis flúctibus. Revers.que sunt aquæ, et operuérunt currus, et équites cuncti exércitus Pharaónis, qui sequéntes ingréssi fúerant mare : nec unus quidem supérfuit ex eis. Fílii autem Israël perrexérunt per médium sicci maris, et aquæ eis erant quasi pro muro a dextris et a sinístris : liberavítque Dóminus in die illa Israël de manu Ægyptiórum. Et vidérunt Ægýptios mórtuos super litus maris, et manum magnam, quam exercúerat Dóminus contra eos : timuítque pópulus Dóminum, et credidérunt Dómino et Moysi, servo eius. Tunc cécinit Moyses et fílii Israël carmen hoc Dómino, et dixérunt :
En aquellos días, Mientras velaban al amanecer, miró el Señor al campamento egipcio, desde la columna de fuego y nube, y sembró el pánico en el campamento egipcio. Trabó las ruedas de sus carros y las hizo avanzar pesadamente. Y dijo Egipto: - «Huyamos de Israel, porque el Señor lucha en su favor contra Egipto. » Dijo el Señor a Moisés: - «Extiende tu mano sobre el mar, y vuelvan las aguas sobre los egipcios, sus carros y sus jinetes.» Y extendió Moisés su mano sobre el mar; y al amanecer volvía el mar a su curso de siempre. Los egipcios, huyendo, iban a su encuentro, y el Señor derribó a los egipcios en medio del mar. Y volvieron las aguas y cubrieron los carros, los jinetes y todo el ejército del Faraón, que lo había seguido por el mar. Ni uno solo se salvó. Pero los hijos de Israel caminaban por lo seco en medio del mar; las aguas les hacían de muralla a derecha e izquierda. Aquel día salvó el Señor a Israel de las manos de Egipto. Israel vio a los egipcios muertos, en la orilla del mar. Israel vio la mano grande del Señor obrando contra los egipcios, y el pueblo temió al Señor, y creyó en el Señor y en Moisés, su siervo. Entonces Moisés y los hijos de Israel cantaron este canto al Señor:
Canticum. Ex. 15, 1 et 2.
Cantico
Cantémus Dómino : glorióse enim honorificátus est : equum et ascensórem proiécit in mare : adiútor et protéctor factus est mihi in salútem.
CANTEMOS al Señor, porque ha hecho brillar su gloria; ha precipitado en el mar a caballo y caballero. El Señor es mi fortaleza y mi protección para salvarme.
V/. Hic Deus meus, et honorificábo eum : Deus patris mei, et exaltábo eum.
V. Este es mi Dios y yo le honrare; el Dios de mis padres, a quien ensalzare.
V/. Dóminus cónterens bella : Dóminus nomen est illi.
V.  El Señor deshace las guerras; tiene por nombre el Señor.
Orémus. Flectámus génua.
Oremos. V/. Arrodillémonos
R/. Leváte.
R/. Levantaos
Oratio.
Oración
Oratio. Deus, cuius antíqua mirácula etiam nostris sǽculis coruscáre sentímus : dum, quod uni pópulo, a persecutióne Ægyptíaca liberándo, déxteræ tuæ poténtia contulísti, id in salútem géntium per aquam regeneratiónis operáris : præsta ; ut in Abrahæ fílios et in israëlíticam dignitátem, totíus mundi tránseat plenitúdo. Per Dóminum.
¡Oh Dios!, cuyas maravillas sentimos también brillar en nuestros siglos, pues lo que en otro tiempo hiciste con el poder de tu diestra, liberando a un solo pueblo de la persecución de los egipcios, eso lo obras aun hoy día, salvando a las gentes por las aguas del bautismo; concede que el mundo entero pase a la filiación de Abraham y a la israelitita dignidad .Por nuestro Señor Jesucristo.
Lectio tertia
Tercera lectura
La Iglesia, lugar de la presencia divina, es la viña escogida del Señor, en la que crecen estas santas “reliquias”, o sea, la asamblea de los bautizados, lavados en el agua que regenera e inscritos para la vida eterna en la nueva Jerusalén.
Is. 4, 2-6.
Is. 4,2-6
In die illa erit germen Dómini in magnificéntia et glória, et fructus terræ súblimis, et exsultátio his, qui salváti fúerint de Israël. Et erit : Omnis, qui relíctus fúerit in Sion et resíduus in Ierúsalem, sanctus vocábitur, omnis, qui scriptus est in vita in Ierúsalem. Si ablúerit Dóminus sordes filiárum Sion, et sánguinem Ierúsalem láverit de médio eius, in spíritu iudícii et spíritu ardóris. Et creábit Dóminus super omnem locum montis Sion, et ubi invocátus est, nubem per diem, et fumum et splendórem ignis flammántis in nocte : super omnem enim glóriam protéctio. Et tabernáculum erit in umbráculum diéi ab æstu, et in securitátem et absconsiónem a túrbine et a plúvia.
Aquel día el Renuevo del SEÑOR será hermoso y lleno de gloria, y el fruto de la tierra será el orgullo y adorno de los sobrevivientes de Israel. Y acontecerá que el que sea dejado en Sion y el que quede en Jerusalén será llamado santo: todos los que estén inscritos para vivir en Jerusalén. Cuando el Señor haya lavado la inmundicia de las hijas de Sion y haya limpiado la sangre derramada de en medio de Jerusalén con el espíritu del juicio y el espíritu abrasador, entonces el SEÑOR creará sobre todo lugar del monte Sion y sobre sus asambleas, una nube durante el día, o sea humo, y un resplandor de llamas de fuego por la noche; porque sobre toda la gloria habrá un dosel; será un cobertizo para dar sombra contra el calor del día, y refugio y protección contra la tormenta y la lluvia.
Canticum Isaiæ 5, 1 et 2.
CANTICO
Vínea facta est dilécto in cornu, in loco úberi.
ADQUIRIO mi amado una viña en un lugar fértil.
V/. Et macériam circúmdedit, et circumfódit : et plantávit víneam Sorec, et ædificávit turrim in médio eius.
Y la cerco de pares y de foso; y planto la viña de Soreq, y edifico una torre en medio de ella.   
V/. Et tórcular fodit in ea : vínea enim Dómini Sábaoth domus Israël est.
 Y cavo un lagar en ella: la viña del Señor de los ejércitos es la casa de Israel.
Orémus. Flectámus génua.
Oremos. V/. Arrodillémonos
R/. Leváte.
R/. Levantaos
Oratio.
Oración
Deus, qui in ómnibus Ecclésiæ tuæ fíliis, sanctórum Prophetárum voce manifestásti, in omni loco dominatiónis tuæ, satórem te bonórum séminum, et electórum pálmitum esse cultórem : tríbue pópulis tuis, qui et vineárum apud te nómine censéntur et ségetum ; ut, spinárum et tribulórum squalóre resecáto, digna efficiántur fruge fecúndi. Per Dóminum.
¡Oh Dios!, que por boca de tus santos profetas manifestaste ser, en todos los hijos de tu Iglesia, sembrador de la buena semilla en todo lugar de dominación, y cultivador de los buenos sarmientos, concede a tus pueblos, a quienes has dado el nombre de viña y de mies, que, arrancada la maleza de las espinas y abrojos, sean fecundos en dignos frutos. Por nuestro Señor.
Lectio quarta
CUARTA LECTURA
Al pueblo elegido por la alianza divina, le recuerda Moisés sus graves deberes, en vísperas de trabajar, bajo la conducta de Josue, en la tierra de promisión. Igualmente, la Iglesia, nos lo repite hoy a nosotros, nuevo pueblo de Dios, por la alianza bautismal, en camino, tras de Jesús, nuevo Josue, hacia la Jerusalén celestial.
Deut. 31, 22-30.
Deut.  31. 22-30
In diébus illis : Scripsit Móyses canticum, et dócuit fílios Israël. Præcepítque Dóminus Iosue, fílio Nun, et ait : Confortáre, et esto robústus : tu enim introdúces fílios Israël in terram, quam pollícitus sum, et ego ero tecum. Postquam ergo scripsit Móyses verba legis huius in volúmine, atque complévit : præcépit Levítis, qui portábant arcam fœderis Dómini, dicens : Tóllite librum istum, et pónite eum in látere arcæ fœderis Dómini, Dei vestri : ut sit ibi contra te in testimónium. Ego enim scio contentiónem tuam et cérvicem tuam duríssimam. Adhuc vivénte me et ingrediénte vobíscum, semper contentióse egístis contra Dóminum : quanto magis, cum mórtuus fúero ? Congregáte ad me omnes maióres natu per tribus vestras, atque doctóres, et loquar audiéntibus eis sermónes istos, et invocábo contra eos cælum et terram. Novi enim, quod post mortem meam iníque agétis et declinábitis cito de via, quam præcépi vobis : et occúrrent vobis mala in extrémo témpore, quando fecéritis malum in conspéctu Dómini, ut irritétis eum per ópera mánuum vestrárum. Locútus est ergo Móyses, audiénte univérso cœtu Israël, verba cárminis huius, et ad finem usque complévit.
En aquellos días: escribió Moisés este cántico aquel mismo día, y lo enseñó a los hijos de Israel.   Entonces El nombró a Josué, hijo de Nun, y le dijo: Sé fuerte y valiente, pues tú llevarás a los hijos de Israel a la tierra que les he jurado, y yo estaré contigo.
Y sucedió que cuando Moisés terminó de escribir las palabras de esta ley en un libro, hasta su conclusión, Moisés ordenó a los levitas que llevaban el arca del pacto del SEÑOR, diciendo: Tomad este libro de la ley y colocadlo junto al arca del pacto del SEÑOR vuestro Dios, para que permanezca allí como testigo contra vosotros. Porque conozco vuestra rebelión y vuestra obstinación; he aquí, estando yo hoy todavía vivo con vosotros, habéis sido rebeldes contra el SEÑOR; ¿cuánto más lo seréis después de mi muerte? Reunid ante mí a todos los ancianos de vuestras tribus y a vuestros oficiales, para que hable estas palabras a sus oídos, y ponga a los cielos y a la tierra como testigos en su contra. Porque yo sé que después de mi muerte os corromperéis y os apartaréis del camino que os he mandado; y el mal vendrá sobre vosotros en los postreros días, pues haréis lo que es malo a la vista del SEÑOR, provocándole a ira con la obra de vuestras manos.   Entonces habló Moisés a oídos de toda la asamblea de Israel las palabras de este cántico hasta terminarlas.
Canticum Deut. 32, 1-4.
Cantique
Atténde, cælum, et loquar : et áudiat terra verba ex ore meo.
ATIENDE, cielo, y hablare; y oiga la tierra las palabras de mi boca. 
V/. Exspectétur sicut plúvia elóquium meum : et descéndant sicut ros verba mea.
Espérese como lluvia mi palabra, y descienda cual rocío lo que digo. 
V/. Sicut imber super gramen et sicut nix super fænum : quia nomen Dómini invocábo.
Como rocío, sobre la hierba, y como nieve sobre el heno, porque invocaré el nombre del Señor.  
V/. Date magnitúdinem Deo nostro : Deus, vera ópera eius, et omnes viæ eius iudícia.
Ensalzar la grandeza de nuestro Dios; perfectas son las obras de Dios; y rectos todos sus juicios. 
V/. Deus fidélis, in quo non est iníquitas : iustus et sanctus Dóminus.
Dios es fiel, y en el no hay iniquidad; justo y santo es el Señor.
Orémus. Flectámus génua.
Oremos. V/. Arrodillémonos
R/. Leváte.
R/. Levantaos
Oratio.
Oración
Deus, celsitúdo humílium et fortitúdo rectórum, qui per sanctum Móysen, púerum tuum, ita erudíre pópulum tuum sacri cárminis tui decantatióne voluísti, ut illa legis iterátio fíeret étiam nostra diréctio : éxcita in omnem iustificatárum géntium plenitúdinem poténtiam tuam, et da lætítiam, mitigándo terrórem ; ut, ómnium peccátis tua remissióne delétis, quod denuntiátum est in ultiónem, tránseat in salútem. Per Dóminum.
¡Oh Dios!, exaltación de los humildes y fortaleza de los justos, que quisiste instruir a tu pueblo por medio de tu santo siervo Moisés, entonando tu sagrado cántico, para que aquella repetición de tu ley sirviese también para nuestro aleccionamiento; excita tu poder sobre toda la plenitud de las gentes y danos alegría, mitigando el terror; para que, borrados con tu remisión todos sus pecados, lo que se denuncio para venganza sirva para su salvación. Por nuestro Señor.

De prima Parte Litaniarum
PRIMERA PARTE DE LAS LETANIAS
18. His expletis, a duobus cantoribus, in medio choro genuflexis, cantantur litaniæ sanctorum (quin tamen duplicentur) usque ad invocationem Propítius esto,omnibus genuflexis et respondentibus.
18. Terminado  esto, dos cantores, en medio del coro arrodillados, cantan las letanías de los santos, pero sin duplicarlas, hasta la invocación Propitius esto, arrodillándose y respondiendo todos.
18a. His expletis, a duobus cantoribus, seu, his deficientibus, ab ipso sacerdote, genuflexo in infimo gradu altaris, a latere epistolæ, cantantur litanice sanctorum (quin tamen duplicentur) usque ad invocationem Propítius esto, omnibus genuflexis et respondentibus.
18a. Idem. El sacerdote se arrodilla en la grada más baja del altar, del lado de la epístola.
19. Postea, si ecclesia habet fontem baptismalem, ritus prosequitur ut infra n. 20 ; secus vero ut infra n. 24.
19. Si, en la Iglesia hay fuente bautismal, el rito prosige en el número 20, en su defecto, n. 24
Kýrie, eléison.
Señor, ten piedad.
Christe, eléison.
Cristo, ten piedad.
Kýrie, eléison.
Señor, ten piedad.
Christe, audi nos.
Cristo, óyenos.
Christe, exáudi nos.
Cristo, escúchanos.
Pater de cælis, Deus, miserére nobis.
Padre celestial, Dios, ten piedad de nosotros
fili, Redémptor mundi, Deus, miserére nobis.
Hijo, Redentor del mundo, dios, ten piedad de nosotros
Spíritus Sancte, Deus, miserére nobis.
Espíritu Santo, Dios, ten piedad de nosotros
Sancta Trínitas, unus Deus, miserére nobis.
Santa Trinidad, un sólo Dios, ten piedad de nosotros
Sancta María, ora pro nobis.
Santa María.      
Sancta Dei Génetrix, ora.
Santa Madre de Dios.
Sancta Virgo vírginum, ora.
Santa Virgen de las vírgenes.
Sancte Míchael, ora.
San Miguel.
Sancte Gábriel, ora.
San Gabriel.
Sancte Ráphael, ora.
San Rafael.
Omnes sancti Angeli et Archángeli, oráte pro nobis.
Santos  Ángeles y Arcángeles todos            
Omnes sancti beatórum Spirítuum órdines, oráte.
Todos los santos ordenes  de los bienaventurados espíritus
Sancte Ioánnes Baptísta, ora pro nobis.
San Juan Bautista.
Sancte Ioseph, ora.
San José
Omnes sancti Patriárchæ et Prophétæ, oráte.
Todos los santos patriarcas y profetas         
Sancte Petre, ora.
San Pedro. 
Sancte Paule, ora.
San Pablo.
Sancte Andréa, ora.
San Andrés
Sancte Ioánnes, ora.
San Juan,
Omnes sancti Apóstoli et Evangelístæ, oráte.
 Todos los santos apóstoles y evangelistas.
Omnes sancti Discípuli Dómini, oráte.
Todos los santos discípulos del Señor.          
Sancte Stéphane, ora.
San Esteban                                              
Sancte Laurénti, ora.
San Lorenzo.
Sancte Vincénti, ora.
San Vicente
Omnes sancti Mártyres, oráte.
Todos los santos mártires.                         
Sancte Silvéster, ora.
San silvestre                                           
Sancte Gregóri, ora.
San Gregorio
Sancte Augustíne, ora.
San Agustín
Omnes sancti Pontífices et Confessóres, oráte.
Todos los santos pontífices y confesores   
Omnes sancti Doctóres, oráte pro nobis.
Todos los santos doctores
Sancte Antóni, ora.
San Antonio
Sancte Benedícte, ora.
San Benito
Sancte Domínice, ora.
Santo Domingo
Sancte Francísce, ora.
San Francisco
Omnes sancti Sacerdótes et Levítæ, oráte.
Todos los santos sacerdotes y diáconos                                         Rogad por nosotros
Omnes sancti Monáchi et Eremítæ, oráte.
Todos los santos monjes y ermitaños
Sancta María Magdaléna, ora.
Santa María Magdalena
Sancta Agnes, ora.
Santa Inés
Sancta Cæcília, ora.
Santa Cecilia.
Sancta Agatha, ora.
Santa Águeda
Sancta Anastásia, ora.
Santa Anastasia
Omnes sanctæ Vírgines et Víduæ, oráte.
Todas las santas vírgenes y viudas
Omnes Sancti et Sanctæ Dei, intercédite pro nobis.
Todos los santos y santas de Dios


Bendición del agua bautismal
20. Dum cantantur litaniæ sanctorum, vas aquæ baptismalis benedicendæ, et cetera omnia quse ad benedictionem requiruntur, prseparantur in medio chori, versus latus epistolæ, in conspectu fidelium.
20. Si la iglesia tiene pila bautismal; mientras se canta la primera parte de las letanías, se prepara en medio del presbiterio, ante el Cirio pascual, un digno recipiente, convenientemente adornado, con el agua que habrá de servir para la administración del santo bautismo.
21. In benedicenda aqua baptismali celebrans, stans coram populo, ante se habeat vas aquæ baptismalis benedicendæ, a dextris cereum benedictum, a sinistris alium subdiaconum, vel clericum, seu ministrantem, stantem cum cruce.
21. para bendecir el agua, pónese el celebrante de cara al pueblo, teniendo a su derecha el Cirio pascual y a su izquierda el ministro o acolito con la cruz.
Celebrans, iunctis manibus, in tono feriali dicit :
El celebrante, con las manos juntas, en tono ferial, dice:
V/. Dóminus vobíscum.
V/. El Señor esté con vosotros.
R/. Et cum spíritu tuo.
R/. Y con tu espiritu.
Orémus. Oratio.
Oremos. Oración.
Omnípotens sempitérne Deus, adésto magnæ pietátis tuæ mystériis, adésto sacraméntis : et ad recreándos novos pópulos, quos tibi fons baptísmatis párturit, spíritum adoptiónis emítte ; ut, quod nostræ humilitátis geréndum est ministério, virtútis tuæ impleátur afféctu. Per Dóminum nostrum Iesum Christum, Fílium tuum : Qui tecum vivit et regnat in unitáte Spíritus Sancti Deus.
Dios omnipotente y eterno, asistid a estos misterios de vuestra gran piedad, asistid a estos sacramentos y envied el Espíritu de adopción para reengendrar a los nuevos pueblos que van a naceros en la fuente bautismal, para que cuanto realicemos en nuestro humilde ministerios sea perfeccionado por vuestra gracia. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios
Elevans vocem in modum Præfationis, prosequitur iunctis manibus :
El Celebrante, en tono de Prefacio, prosigue:
Per omnia sǽcula sæculórum.
Por los siglos de los siglos.
R/. Amen.
R/. Amén.
V/. Dóminus vobíscum.
V/. El Señor esté con vosotros.
R/. Et cum Spíritu tuo.
R/. Y con tu espíritu.
V/. Sursum corda.
V/. Levántemos el corazón.
R/. Habémus ad Dóminum.
R/. Lo tenemos levantado hacia el Señor.
V/. Grátias agámus Dómino Deo nostro.
V/. Demos gracias al Señor nuestro Dios.
R/. Dignum et iustum est.
R/. Es justo y necesario.
Vere dignum et iustum est invisíbili poténtia sacramentórum tuórum mirabíliter operáris efféctum : Et licet nos tantis mystériis exsequéndis simus indígni : Tu tamen grátiæ tuæ dona non déserens, etiam ad nostras preces aures tuæ pietátis inclínas. Deus, cuius Spíritus super aquas inter ipsa mundi primórdia ferebátur : ut iam tunc virtútem sanctificatiónis aquárum natúra concíperet. Deus, qui, nocéntis mundi crímina per aquas ábluens, regeneratiónis spéciem in ipsa dilúvii effusióne signásti : ut, uníus eiusdémque eleménti mystério, et finis esset vítiis et orígo virtútibus. Réspice, Dómine, in fáciem Ecclésiæ tuæ, et multíplica in ea regeneratiónes tuas, qui grátiæ tuæ affluéntis ímpetu lætíficas civitátem tuam : fontémquebaptísmatis áperis toto orbe terrárum géntibus innovándis : ut, tuæ maiestátis império, sumat Unigéniti tui grátiam de Spíritu Sancto.
Ciertamente es digno y justo, equitativo y saludable, que siempre y en todas partes te demos gracias, Señor Santo, Padre todopoderoso, Dios eterno. Que con invisible poder, y por modo admirable, obras el efecto de tus sacramentos; y aunque nosotros seamos indignos de administrar tan grandes misterios, Tú, sin embargo, no abandonando los dones de tu gracia, te dignas oír favorablemente nuestras súplicas. Oh Dios, cuyo Espíritu, en el principio del mundo, fue llevado sobre las aguas, para que ya, desde entonces, la naturaleza del agua concibiera una virtud santificante. Oh Dios, que lavando con las aguas los pecados del mundo corrompido, trazaste en el mismo diluvio un símbolo de la regeneración, haciendo que un mismo elemento fuese, misteriosamente, fin de los vicios y origen de las virtudes. Mira, Señor, a esta tu Iglesia, y haz que sean en ella muchos los regenerados, Tú, que con el torrente de tus gracias, alegras tu ciudad, y abres las fuentes del Bautismo en todo el orbe, para renovar las naciones; a fin de que, al mandato de tu majestad, reciban la gracia de tu Unigénito Hijo por virtud del Espíritu Santo.
Hic Sacerdos in modum crucis aquam dividit manu extensa, quam statim linteo extersit, dicens :
El sacerdote extendiendo la mano sobre el agua y la divide en forma de cruz, diciendo:
Qui hanc aquam, regenerándis homínibus præparátam,iarcána sui núminis admixtióne fecúndet : ut, sanctificatióne concépta, ab immaculáto divíni fontis útero, in novam renáta creatúram, progénies cœléstis emérgat : Et quos aut sexus in córpore aut ætas discérnit in témpore, omnes in unam páriat grátia mater infántiam. Procul ergo hinc, iubénte te, Dómine, omnis spíritus immundus abscédat : procul tota nequítia diabólicæ fraudis absístat. Nihil hic loci hábeat contráriæ virtútis admíxtio : non insidiándo circúmvolet : non laténdo subrépat : non inficiéndo corrúmpat.
Que ese Espíritu se digne fecundar, por una misteriosa unión de su divina gracia, esta agua preparada para la regeneración de los hombres; de suerte que, habiendo concebido la santificación esta divina fuente, brote de su seno inmaculado una raza celestial, una criatura renovada: y que la madre-gracia dé a luz una misma infancia a todos aquellos que se diferencian, ora corporalmente por el sexo, ora temporalmente por la edad. Manda, pues, oh Señor, que huya lejos de aquí todo espíritu inmundo; y que desaparezca toda maligna influencia del demonio. No se entrometa en este lugar poder alguno del enemigo, ni ande alrededor acechándolo, ni se cuele en él furtivamente, ni corrompa estas aguas con su ponzoña.
Aquam manu tangit.
Tocando con la mano el agua.
Sit hæc sancta et ínnocens creatúra líbera ab omni impugnatóris incúrsu, et totíus nequítiæ purgáta discéssu. Sit fons vivus, aqua regénerans, unda puríficans : ut omnes hoc lavácro salutífero diluéndi, operánte in eis Spíritu Sancto, perféctæ purgatiónis indulgéntiam consequántur.
Sea esta santa e inocente criatura de agua, libre de todo ataque del enemigo, y purificada por la exclusión de toda malicia. Sea una fuente viva, un agua regeneradora, una onda purificante; de suerte que, todos los que han de lavarse en este saludable baño, consigan, por la operación del espíritu Santo, la gracia de una perfecta pureza.
Facit tres cruces super Fontem, dicens :
Hace tres cruces sobre la fuente, diciendo:
Unde benedíco te, creatúra aquæ, per Deum + vivum, per Deum + verum, per Deum + sanctum : per Deum, qui te in princípio verbo separávit ab árida : cuius Spíritus super te ferebátur.
Por esto te bendigo, oh criatura de agua, por el Dios † vivo, por el Dios † verdadero, por el Dios †santo; por el Dios, que en el principio, con su palabra, te separó de la tierra, y cuyo espíritu fue llevado sobre ti.
Hic manu aquam dividit et effundit eam versus quatuor mundi partes, dicens :
Divide el agua y echa un poco de ella en la dirección de las cuatro partes del mundo, hacia el norte, mediodía, oriente y occidente.
Qui te de paradisi fonte manáre fecit, et in quátuor flumínibus totam terram rigáre præcépit. Qui te in desérto amáram, suavitáte indita, fecit esse potábilem, et sitiénti pópulo de petra prodúxit. Be + nedíco te et per Iesum Christum, Fílium eius únicum, Dominum nostrum : qui te in Cana Galilǽæ signo admirábili sua poténtia convértit in vinum. Qui pédibus super te ambulávit : et a Ioánne in Iordáne in te baptizátus est. Qui te una cum sánguine de látere suo prodúxit : et discípulis suis iussit, ut credéntes baptizaréntur in te, dicens : Ite, docéte omnes gentes, baptizántes eos in nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti.
El cual te hizo brotar de la fuente del Paraíso, y, dividida en cuatro ríos, te mandó regar toda la tierra. El cual, convirtiéndote de amarga en dulce, en el desierto, te hizo potable, y te sacó de una roca para su pueblo sediento. Ben†dígote, también, por Jesucristo, su único Hijo y Señor Nuestro, el cual, en Caná de Galilea, por un prodigio admirable de su poder, te convirtió en vino. El mismo caminó sobre ti a pie enjuto, y en ti fue bautizado por Juan, en el Jordán. Él te hizo salir de su costado, mezclada con sangre; y él también mandó a sus discípulos que en ti bautizasen a los que creyesen, diciéndoles: "Id, enseñad a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo".
Mutat vocem, et prosequitur in tono Lectionis.
El Celebrante, en tono de lectura, prosigue
Hæc nobis præcépta servantibus, tu, Deus omnípotens, clemens adésto : tu benignus aspíra.
Y tú, oh Dios todopoderoso, asístenos bondadoso a los que debemos cumplir estos preceptos; dígnate enviarnos tu Espíritu.
Halat ter in aquam in modum crucis, dicens :
El Celebrante aspira en forma de Cruz sobre el agua y prosigue:
Tu has simplices aquas tuo ore benedicito: ut præter naturálem emundatiónem, quam lavándis possunt adhibere corpóribus, sint etiam purificándis méntibus efficáces.
Bendice Tú con tu boca estas simples aguas, para que a más de la virtud natural que tienen para lavar los cuerpos, valgan también para purificar las almas.
Hic Sacerdos paululum demittit Cereum in aquam : et resumens tonum Præfationis, dicit :
El Celebrante sumerge el Cirio Pascual un poco y en tono de prefacio, dice:
Descéndat in hanc plenitúdinem fontis virtus Spíritus Sancti.
Descienda sobre toda la pila la virtud del Espíritu Santo
Deinde extractum Cereum de aqua, iterum profundius mergit, aliquanto altius repetens : Descéndat in hanc. Postea Cereum rursus de aqua extractum, tertio immergens usque ad fundum, altiori adhuc voce repetit :Descéndat, ut supra. Et deinde sufflans ter in aquam, secundum hanc figuram Y prosequitur :
Después extrae el cirio y lo sumergo un poco más profundo, reptiendo más alto: Descienda…Lo vuelve a sacar, y por tercer vez lo sumerge hasta el fondo, con voz más alta repite: Descienda. Y sin sacarlo del agua, sopla por tres veces sobre, formando la letra psi griega (primera letra de la palabra alma)  y repite en tono más elevado:
Totamque huius aquæ substántiam regenerándi fecúndet efféctu.
Y fecundice toda esta masa de agua, dándole una virtud regeneradora.
Hic tollitur Cereus de aqua, et prosequitur :
Ahora se saca el Cirio Pascual y el celebrante prosigue:
Hic ómnium peccatórum máculæ deleántur : hic natúra ad imáginem tuam cóndita, et ad honórem sui reformáta princípii, cunctis vetustátis squalóribus emundétur : ut omnis homo, sacraméntum hoc regeneratiónis ingréssus, in veræ innocéntiæ novam infántiam renascátur.
Sean aquí borradas las manchas de todos los pecados; y la naturaleza, creada a tu imagen y restablecida a su primitiva dignidad, sea aquí purificada de todas las inmundicias del hombre viejo; de suerte que, todo hombre que venga a este Sacramento de regeneración, renazca a una nueva infancia de verdadera inocencia.
Sequentia dicit legendo :
El Celebrante prosigue leyendo:
Per Dóminum nostrum Iesum Christum, Fílium tuum : Qui ventúrus est iudicáre vivos et mórtuos, et sǽculum per ignem.
Por Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos, y a destruir al mundo por el fuego. Amén.  
R/. Amen
R/. Amén
Deinde aliquis clericus, vel ministrans, accipit in vase aliquo de eadem aqua, ad aspergendum populum post renovationem promissionum baptismatis, ut infra n. 25, dicetur, et ad aspergendum in domibus et aliis locis.
Luego algun clerigo o ministrate, saca un poco de agua en un recipient para Asperger al pueblo después de las promesas bautismales, como dice en el n. 25, y para aspeger las csas y los lugares.
His peractis, celebrans, qui benedicit fontem, infundit de Oleo catechumenorum in aquam in modum crucis, intelligibili voce dicens :
Realizado esto, el celebrante, que bendice la fuente, infunde el Óleo de los Catecúmenos en forma de Cruz diciendo:
Sanctificétur et fecundétur fons iste Oleo salútis renascéntibus ex eo, in vitam ætérnam.
Sea santificada † y hecha fecunda esta fuente por el Óleo de la salud, para los que de ella renacen a la vida eterna.
R/. Amen
R/. Amén
Deinde infundit de Chrismate, modo quo supra, dicens :
Después infunde el crisma:, del mismo modo que arriba, diciendo:
Infúsio Chrísmatis Dómini nostri Iesu Christi, et Spíritus Sancti Parácliti, fiat in nómine sanctæ Trinitátis.
La infusión del Crisma de nuestro Señor Jesucristo y del Espíritu Santo Consolador, se haga en nombre †de la Santa Trinidad.
R/. Amen
R/. Amén.
Postea accipit ambas ampullas dicti Olei sancti et Chrismatis, et de utroque simul in modum crucis infundendo, dicit :
Infundiendo el Óleo de los Catecúmenos y el Santo Crisma a la vez en forma de Cruz, dice:
Commíxtio Chrísmatis sanctificatiónis, et Olei unctiónis, et Aquæ baptísmatis, páriter fiat in nómine Pa+tris, et Fí+lii, et Spíritus + Sancti.
. Que la mezcla del Crisma de santificación, del Óleo de unción y del agua del bautismo se haga también en nombre del Pa†dre, y del Hi†jo, y del Espíritu † Santo. Amén.
R/. Amen
R/. Amén
Tunc miscet ipsum Oleum cum aqua, et spargit manu sua per omnem Fontem. Si aderunt baptizandi, eos baptizet more consueto, servatis tamen, si casus fert, iis quæ inInstructione, II, 14, dicuntur.
Entonces mezcla el mismo Oleo con el agua y los esparce bien con su mano por toda la fuente. Si hay catecúmenos, se bautiza del modo acostumbrado, siguiendo la instrucción II, 14.
22. Benedictione peracta, aqua baptismalis defertur processionaliter ad Fontem, hoc modo : præcedit thuriferarius, sequitur alius subdiaconus, vel clericus, cum cruce, et clerus ; deinde diaconus cum vase aquæ baptismalis, nisi conveniat ipsum ab acolythis portari ; et celebrans ; cereus vero paschalis remanet in suo loco ; et interim cantatur sequens
22. Luego se hace la procesión al Bautisterio donde se guarda el Agua Bautismal y se reza la siguiente oración de esto modo: precede el turiferario, seguido del subdiácono, o el clérigo con la cruz y el el clero, después el diácono con el recipiente de agua bautismal,  o si es conveniente llevado por acólitos, y el celebrante, el cirio pascual permanece en su lugar; y mientras se canta los siguiente.
Canticum Ps. 41, 2-4.
Cantico.
Sicut cervus desíderat ad fontes aquárum : ita desíderat ánima mea ad te, Deus.
Como el ciervo ansía las fuentes de agua; así mi alma te ansía a ti Dios mío.
V/. Sitívit ánima mea ad Deum vivum : quando véniam, et apparébo ante fáciem Dei ?
V/. Mi alma tiene sed de ti Dios vivo, ¿cuándo entraré a ver el rostro de Dios?
V/. Fuérunt mihi lácrimæ meæ panes die ac nocte, dum dícitur mihi per síngulos dies : Ubi est Deus tuus ?
V/. Las lágrimas fueron mi pan día y noche, mientras me decían por varios días: ¿Dónde está tu Dios?
Aqua benedicta in fontem immissa, celebrans, manibus iunctis et in tono feriali., dicit :
Puesta el agua bendita en la pila, el celebrante con las manos juntas y en tono ferial dice:
V/. Dóminus vobíscum.
V. El Señor sea con vosotros.
R/. Et cum spíritu tuo.
R. Y con tu espíritu.
Orémus. Oratio.
Oremos. Oración
Omnípotens sempitérne Deus, réspice propítius ad devotiónem pópuli renascéntis, qui, sicut cervus, aquárum tuárum éxpetit fontem : et concéde propítius ; ut fídei ipsíus sitis, baptísmatis mystério, ánimam corpúsque sanctíficet. Per Dóminum.
Omnipotente y eterno Dios, mira benigno la devoción del pueblo que va a renacer, el cual apetece, como el ciervo, la fuente de tus aguas; y concédele por tu bondad que la sed de la misma fe santifique su alma y cuerpo por el sacramento del bautismo. Por nuestro Señor Jesucristo.
R/. Amen
R/. Amén.
Et incensat Fontem. Tunc redeunt omnes in silentio in chorum, et datur initium renovationi promissionum baptismatis.
E inciensa la Fuente. Todos regresas en silencio al coro y se da inicio a la renovación de las promesas bautismales.
22a. Benedictione peracta, aqua baptismalis defertur processionaliter ad fontem, hoc modo : prcecedit thuriferarius, sequuntur crucifer et ministrantes ; deinde unus vel plures ministrantium, qui vas aquce baptismalis gestant, et sacerdos ; cereus vero paschalis remanet in suo loco. Cetera fiunt ut supra.
22a. Si es solo celebra el sacerdote, se siguen los mismos ritos en la procesión a la fuente.
23. Sicubi vero baptisterium exstat ab ecclesia separatum, et præferatur benedictionem aquæ baptismalis in ipso baptisterio fieri, post invocationemSancta Trinitas, unus Deus, miserere nobis, descenditur ad fontem hoc modo : præcedit clericus cum cereo benedicto, sequitur alius subdiaconus cum cruce, vel crucifer, medius inter acolythos cum candelabris accensis, deinde clerus per ordinem, demum celebrans cum ministris sacris. Cantores vero et populus remanent in locis suis, et prosequuntur cantum litaniarum, repetitis, si opus est, invocationibus inde a Sancta Maria, ora pro nobis.
23. Si el baptisterio se encuentra fuera de al Iglesia separado de ella, y se prefiere hacer la bendición del agua bautismal en el mismo lugar, se ordena del siguiente modo:
Benedictio aquæ baptismalis fit ut supra, his tantum mutatis : dum pergitur ad fontem, cantatur Canticum Sicut cervus, et celebrans, antequam intret ad benedictionem fontis, dicit orationem Omnipotens sempiterne Deus, respice propitius, n. 22, ut supra ; postea procedit ad benedictionem fontis, n. 21.
Benedictione peracta, omnes redeunt in silentio in ecclesiam, et datur initium renovationi promissionum baptismatis.
De renovatione Promissionum Baptismatis
RENOVACION DE LAS PROMESAS DEL BAUTISMO
24. Completa benedictione aquæ baptismalis, eiusque translatione ad fontem, vel, ubi benedictio locum non habuerit, post absolutam primam partem litaniarum, proceditur ad renovationem promissionum baptismatis.
24. Termindad la bendición del agua bautismal, y su traslado a la fuente, o, donde la bendición no tuvo lugar, terminada la primera parte de las letanías se procede a la renovación de las promesas del bautismo.
25. Celebrans, depositis paramentis violaceis, assumit stolam et pluviale albi coloris ; deinde, imposito thure, et facta incensatione cerei, stans iuxta illum, facie versus ad populum, vel ex ambone seu pulpito, incipit, ut sequitur :
25.El celebrante, dejados los ornamentos morados, toma la estola y el pluvial blanco; y después imponer incienso e incensar el cirio, estando a su lado, de cara al pueblo, o en el ambón o en el púlpito, dice:
Hac sacratíssima nocte, fratres caríssimi, sancta Mater Ecclésia, récolens Dómini nostri Iesu Christi mortem et sepultúram, eum redamándo vígilat ; et, célebrans eiúsdem gloriósam resurrectiónem, lætabúnda gaudet.
En esta sacratísima noche, hermanos amadísimos, la Santa Madre Iglesia, recordando la muerte y sepultura de nuestro Señor Jesucristo, vela, reiterándole su amor, y, esperando su gloriosa resurrección, se alegra, llena de gozo..
Quóniam vero, ut docet Apóstolus, consepúlti sumus cum Christo per baptísmum in mortem, quómodo Christus resurréxit a mórtuis, ita et nos in novitáte vitæ opórtet ambuláre ; sciéntes, véterem hóminem nostrum simul cum Christo crucifíxum esse, ut ultra non serviámus peccáto. Existimémus ergo nos mórtuos quidem esse peccáto, vivántes autem Deo in Christo Iesu Dómino nostro.
Pero, como según enseña el Apóstol, fuimos sepultados juntamente con Cristo por el bautismo en la muerte, de igual manera que Cristo resucito de los muertos, conviene que nosotros andemos con renovada vida, sabiendo que nuestro hombre viejo fue crucificado junto con Cristo para que en adelante no sirvamos al pecado. Pensemos, pues, que estamos muertos al pecado y vivimos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.
Quaprópter, fratres caríssimi, quadragesimáli exercitatióne absolúta, sancti baptísmatis promissiónes renovémus, quibus olim Sátanæ et opéribus eius, sicut et mundo, qui inimícus est Dei, abrenuntiávimus, et Deo in sancta Ecclesia cathólica fidóliter servíre promísimus.
Por lo tanto, hermanos amadísimos, terminado el ejercicio de la cuaresma, renovemos las promesas del santo bautismo, con las que en otro tiempo renunciamos a Satanás y a sus obras, lo mismo que al mundo, que es enemigo de Dios, y prometimos servir fielmente a Dios en la santa Iglesia católica.
Itaque :
Así pues::
Celebrans : Abrenuntiátis Sátanæ ?
Sacerdote: ¿Renunciáis a Satanás?
Omnes : Abrenuntiámus.
Pueblo: Renunciamos
Celebrans : Et ómnibus opéribus eius ?
Sacerdote: ¿Y a todas sus obras?
Omnes : Abrenuntiámus.
Pueblo: Renunciamos
Celebrans : Et ómnibus pompis eius ?
Sacerdote: ¿Y a todas sus pompas?
Omnes : Abrenuntiámus.
Pueblo: Renunciamos
Celebrans : Créditis in Deum, Patrem omnipoténtem, Creatórem cæli et terræ ?
Sacerdote: ¿Creéis en Dios, Padre omnipotente, creador del cielo y de la tierra?
Omnes : Crédimus.
 Pueblo: Creemos
Celebrans : Créditis in Iesum Christum, Fílium eius únicum, Dóminum nostrum, natum, et passum ?
Sacerdote: ¿Creéis en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que nació y padeció?
Omnes : Crédimus.
Pueblo: Creemos
Celebrans : Créditis et in Spíritum Sanctum, sanctam Ecclésiam cathólicam, sanctórum communiónem, remissiónem peccatórum, carnis resurrectiónem, et vitam æternam ?
Sacerdote:  ¿ Creéis también en el Espíritu Santo, en la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida perdurable?
Omnes : Crédimus.
Pueblo: Creemos
Celebrans : Nunc autem una simul Deum precémur, sicut Dóminus noster Iesus Christus oráre nos dócuit :
 Sacerdote: Ahora, pues, oremos juntos a Dios, como nuestro Señor Jesucristo nos enseño a orar.
Omnes : Pater noster...
Todos : Padre nuestro
Celebrans : Et Deus omnípotens, Pater Dómini nostri Iesu Christi, qui nos regenerávit ex aqua et Spíritu Sancto, quique nobis dedit remissiónem peccatórum, ipse nos custódiat grátia sua in eódem Christo Iesu Dómino nostro, in vitam ætérnam.
Sacerdote:  Y Dios omnipotente, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos regenero por el agua y por el Espíritu Santo, y que nos concedió la remisión de los pecados, nos guarde con su gracia en el mismo Jesucristo nuestro Señor, para la vida eterna.
Omnes : Amen.
Pueblo:  Amen
Et aspergit populum aqua benedicta, extracta, ut supra dictirm est n. 21, in benedictione aquæ baptismalis ; vel, ubi benedictio aquæ baptismalis locum non habet, aqua benedicta « ordinaria ».
Y rocía al pueblo con agua bendita, extraída cuando la bendición del agua bautismal, o si no hubo bendición del agua bautismal, con agua bendita “ ordinaria”

26. Hæc allocutio et renovatio promissionum baptismatis fieri potest, ubique locorum, lingua vernacula ; versione tamen ab Ordinario loci approbata.
26. Esta alocución y renovación de las promesas bautismales, puede hacer, según los lugares, en lengua vernácula, con una versión aprobada por el Ordinario del lugar.
De secunda parte Litaniarum
SEGUNDA PARTE DE LAS LETANÍAS
27. Renovatione promissionum baptismatis peracta, cantores, seu ipse sacerdos, incipiunt alteram partem litaniarum, inde ab invocatione Propitius esto, usque ad finem, omnibus genuflexis et respondentibus.
27. Terminada la renovación de las promesas del bautismo los cantores comienzan la segunda parte de las letanías, desde la invocación  Propiitius esto hasta el fin, arrodillándose todos y respondiendo.
Si in hac sacra vigilia paschali sacri Ordines conferantur, consueta ordinandorum prostratio et benedictio peragitur, dum hæc altera pars litaniarum decantatur.
28. Celebrans vero et ministri, accedentes ad sacristiam, induuntur paramentis albi coloris pro missa solemniter celebranda.
28. Celebrante y ministro llegándose a la sacristía se revisten con ornamentos de color blanco para celebrar solemnemente la misa.
28a. Sacerdos vero et ministrantes accedunt ad sacristiam, ubi sacerdos induitur paramentis albi coloris, ministrantes vero sumunt vestes festivas, pro missa cantata.
28a.
Vel si, cantoribus deficientibus, ipse sacerdos litanias sanctorum decantare debeat, his absolutis, ad sacristiam accedat, cum ministrantibus, ad paramenta sumenda pro missa cantata, ut supra dictum est.
29. Interim cereus paschalis reponitur in candelabrum suum, in latere evangelii, et altare paratur pro missa solemni, luminaribus accensis et floribus.
29. Entretanto el cirio pascual se vuelve a colocar en su candelero, al lado del evangelio, y el altar se prepara para la misa solemne, con velas encendidas y flores.
Propítius esto, parce nobis, Dómine.
Se propicio, perdónanos Señor
Propítius esto, exáudi nos, Dómine.
Se propicio, escúchanos Señor
Ab omni malo, libera nos, Dómine.
De todo mal, líbranos Señor
Ab omni peccáto, líbera.
De todo pecado, líbranos, Señor
A morte perpétua, líbera.
De la muerte perpetua, líbranos, Señor
Per mystérium sanctæ incarnatiónis tuæ, líbera.
Por el misterio de tu santa encarnación, líbranos, Señor
Per advéntum tuum, líbera.
Por tu advenimiento, líbranos, Señor
Per nativitátem tuam, líbera.
Por tu natividad, líbranos, Señor
Per baptísmum et sanctum ieiúnium tuum, líbera.
Por tu bautismo y tu santo ayuno , líbranos, Señor
Per crucem et passiónem tuam, líbera.
Por tu cruz y pasión, líbranos, Señor
Per mortem et sepultúram tuam, líbera.
Por tu muerte y sepultura, líbranos, Señor
Per sanctam resurrectiónem tuam, líbera.
Por tu santa resurrección, líbranos, Señor
Per admirábilem ascensiónem tuam, líbera.
Por tu admirable ascensión, líbranos, Señor
Per advéntum Spíritus Sancti Parácliti, líbera.
Por la venida del Espíritu Santo Paráclito, líbranos, Señor
In die iudícii, líbera nos, Dómine.
En el día del juicio, líbranos, Señor
Peccatóres, te rogámus, audi nos.
Los pecadores, te rogamos, óyenos
Ut nobis parcas, te rogámus, audi nos.
Que nos perdones, , te rogamos, óyenos
Ut Ecclésiam tuam sanctam régere et conserváre dignéris, te rogámus, audi nos.
Que te dignes regir y conservar a tu santa Iglesia, , te rogamos, óyenos
Ut domnum apostólicum et omnes ecclesiásticos órdines in sancta religióne conserváre dignéris, te rogámus, audi nos.
Que te dignes conservar en la santa religión al Papa y a todos los ordenes de la Iglesias, , te rogamos, óyenos
Ut inimícos sanctæ Ecclésiæ humiliáre dignéris, te rogámus, audi nos.
Que te dignes humillas a los enemigos de la Santa Iglesia, , te rogamos, óyenos
Ut regibus et princípibus christiánis pacem et veram concórdiam donáre dignéris, te rogámus, audi nos.
Que te dignes dar a los reyes y príncipes cristianos la paz y verdadera concordia, , te rogamos, óyenos
Ut nosmetípsos in tuo sancto servítio confortáre et conserváre dignéris, te rogámus, audi nos.
Que a nosotros mismos te dignes confortarnos y conservarnos en tu santa servicio, , te rogamos, óyenos
Ut ómnibus benefactóribus nostris sempitérna bona retríbuas, te rogámus, audi nos.
Que des los bienes sempiternos a todos nuestros bienhechores, , te rogamos, óyenos
Ut fructus terræ dare et conserváre dignéris, te rogámus, audi nos.
Que te dignes dar y conservar los frutos de la tierra, , te rogamos, óyenos
Ut ómnibus fidélibus defúnctis réquiem ætérnam donáre dignéris, te rogámus, audi nos.
Que te dignes dar el descanso eterno a todos los fieles difuntos, , te rogamos, óyenos
Ut nos exaudíre dignéris, te rogámus, audi nos.
Que te dignes escucharnos, , te rogamos, óyenos
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, parce nobis, Dómine.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, perdónanos Señor.
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, exáudi nos, Dómine.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor
Agnus Dei, qui tollis peccáta mundi, miserére nobis.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros.
Christe, audi nos.
Cristo óyenos
Christe, exáudi nos.
Cristo, escúchanos
De Missa solemni Vigiliæ paschalis
TERCERA PARTE: EL SACRIFICO PASCUAL
1. In fine litaniarum, cantores solemniter incipiunt Kýrie, eléison, ut in missa moris est. Interim celebrans cum ministris, in paramentis albis, seu cum ministrantibus, accedit ad altare, et, facta ei debita reverentia, omissis psalmo Iúdica me, Deus, et confessione, statim ascendens, osculatur illud in medio, et incensat more solito.
1. Después de habernos hecho revivir la gracia de nuestro bautismo, nos invita la Iglesia a ofrecer con ella el santo sacrificio de la misa. Es la acción de gracias de los rescatados. En el misterio de la celebración eucarística ella ofrece a Dios el sacrificio del calvario, por el que el Cordero pascual, inmolado para la salvación del mundo, nos ha adquirido la redención.
Se entona inmediatamente el Kyrie de la misa.
2. Finitis a choro Kýrie, eléison, celebrans incipit solemniter Glória in excélsis, et pulsanlur campanæ, servata tamen Instructione IV, 25 ; ac discooperiuntur imagines.
2. Terminado el Kyrie, el celebrante entona el Gloria, y se tocan las campanas y se descubren las imágenes.
Postea celebrans dicit :
Después el celbrante dice:
V/. Dóminus vobíscum.
V/. El Señor esté con vosotros.
R/. Et cum spíritu tuo.
R/. Y con tu espíritu.
Orémus. Oratio.
Oremos. Oración.
Deus, qui hanc sacratíssimam noctem glória Domínicæ Resurrectiónis illústras : consérva in nova famíliæ tuæ progénie adoptiónis spíritum, quem dedísti ; ut, córpore et mente renováti, puram tibi exhíbeant servitútem. Per eúndem Dóminum nostrum.
¡Oh Dios!, que alumbras esta sacratísima noche con la gracia de la resurrección del Señor; conserva en la nueva progenie de tu familia el espíritu de adopción que le diste, para que, renovados en cuerpo y alta, te preste pura servidumbre. Por el mismo Señor nuestro, Jesucristo.
Et dicitur tantum hæc oratio.
3. Léctio Epístolæ beáti Pauli Apóstoli ad Colossénses.
3. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los colosenses.
Col. 3, 1-4.
Col. 3.1-4  Epístola corta, mas llena de sentido. Se afirma la nueva vida y se exhorta ardientemente a la fidelidad cristiana. Vivamos como resucitados con la radiante esperanza de la gloria del cielo.
Fratres : Si consurrexístis cum Christo, quæ sursum sunt quǽrite, ubi Christus est in déxtera Dei sedens : quæ sursum sunt sápite, non quæ super terram. Mórtui enim estis, et vita vestra est abscóndita cum Christo in Deo. Cum Christus appáruerit, vita vestra : tunc et vos apparébitis cum ipso in glória.
Hermanos: Si habéis resucitado con Jesucristo, buscad las cosas que son de arriba, donde Cristo está sentado a la diestra de Dios Padre; saboread las cosas del cielo, no las de la tierra. Porque muertos estáis ya, y vuestra nueva vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando, empero, aparezca Jesucristo, que es vuestra vida, entonces también apareceréis con El en la gloria.
4. Finita epistola, celebrans incipit :
4. Terimada la epístola, el celebrante comienza:
Allelúia.
Alléluia.
Et totum decantat ter, elevando vocem gradatim : et omnes post quamlibet viccm, in eodem tono, repetunt illud idem.
Cántalo todo tres veces, elevando gradualmente la voz, y todos, cada vez, lo repiten en el mismo tono.
Postea cantores prosequuntur :
Los cantores prosiguen:
V/. Ps. 117, 1. Confitémini Dómino, quóniam bonus: quóniam in sǽculum misericordia eius.
Salm. 117.1 V/. Alabad al Señor, porque es bueno; porque es eterna su misericordia.
Deinde dicitur
Luego dicen:
Ps. 116, 1-2.
Salm. 116, 1-2
Laudáte Dóminum, omnes gentes : et collaudáte eum, omnes pópuli.
ALABAD al Señor todas las gentes; alabadle todos los pueblos. 
V/. Quóniam confirmáta est super nos misericórdia eius : et véritas Dómini manet in ætérnum.
  V. Porque ha confirmado sobre nosotros su misericordia, y la verdad del Señor permanece para siempre.
5. Ad evangelium non portantur luminaria, sed tantum incensum: petitur benedictio, et alia fiunt de more.
5. EVANGELIO    Mat. 28. 1-7
En el Evangelio no se portan los candelabros, si el incienso. Se pide la bendición y todo como de costumbre.
Al alba de Pascua, ante la tumba vacía, un Angel, deslumbrante por su vivo resplandor, anuncia a las santas mujeres que ha resucitado el Señor.
+ Sequéntia sancti Evangélii secúndum Matthǽum.
+Lectura del Santo Evangelio según san Mateo.
Matth. 28, 1-7.
Véspere autem sábbati, quæ lucéscit in prima sábbati, venit María Magdaléne et áltera María vidére sepúlcrum. Et ecce, terræmótus factus est magnus. Angelus enim Dómini descéndit de cælo : et accédens revólvit lápidem, et sedébat super eum : erat autem aspéctus eius sicut fulgur : et vestiméntum eius sicut nix. Præ timóre autem eius extérriti sunt custódes, et facti sunt velut mórtui. Respóndens autem Angelus, dixit muliéribus : Nolíte timére vos : scio enim, quod Iesum, qui crucifíxus est, quǽritis : non est hic : surréxit enim, sicut dixit. Veníte, et vidéte locum, ubi pósitus erat Dóminus. Et cito eúntes, dícite discípulis eius, quia surréxit : et ecce, præcédit vos in Galilǽam : ibi eum vidébitis. Ecce, prædíxi vobis.
Avanzada ya la noche del sábado, al amanecer el primer día de la semana, fue María Magdalena, con la otra María, a visitar el sepulcro. Entonces se produjo un gran terremoto; pues bajó del cielo un Ángel del señor, y acercándose  al Sepulcro removió la piedra, y se sentó encima de ella, y su semblante brillaba como el relámpago, y era su vestidura blanca como la nieve. De lo cual quedaron los guardas tan aterrados que estaban como muertos. Mas el Ángel, dirigiéndose a las mujeres, les dijo: "No temáis: que bien sé yo que venís en busca de Jesús, que fue crucificado; ya no está aquí: porque ha resucitado, según lo tenía predicho. Venid, y mirad el lugar en donde estaba sepultado el Señor. Y  ahora, id aprisa a decir a sus discípulos que ha resucitado; y sabed que irá delante de vosotros a Galilea: allí le veréis. Mirad que os lo digo con anticipación.
Non dicitur Credo, sed finito Evangelio Sacerdos dicit :Dóminus vobíscum, postea : Orémus. Non dicitur antiphona ad offertorium. Ad Lavábo dicitur Glória Patri.
No se dice Credo, y terminado el Evangelio el sacerdote dice: Dominus vobiscum, y después Oremos. No se dice Antífona del Ofertorio. En el Lavabo se dice Gloria.
6. Secreta.
6. SECRETA
Suscipe, quǽsumus, Dómine, preces pópuli tui, cum oblatiónibus hostiárum : ut paschálibus initiáta ystériis, ad æternitátis nobis medélam, te operánte, profíciant. Per Dóminum.
RECIBE, te pedimos, Señor, las preces de tu pueblo con la población de la hostia, para que iniciadas en los misterios pascuales, nos provechen, con tu operación para remedio de eternidad. Por N.S.
Præfatio 
Vere dignum et iustum est, æquum et salutáre: Te quidem, Dómine, omni tempore, sed in hac potíssimum die vel noctegloriósius prædicáre, cum Pascha nostrum immolátus est Christus. Ipse enim verus est Agnus, qui ábstulit peccáta mundi. Qui mortem nostram moriéndo destrúxit, et vitam resurgéndo reparávit. Et ídeo cum Angelis et Archángelis, cum Thronis et Dominatiónibus, cumque omni milítia cæléstis exércitus, hymnum glóriæ tuæ cánimus, sine fine dicéntes:
Prefacio
Verdaderamente es digno y justo, equitativo y saludable, Señor, que os aclamemos glorioso en todo tiempo, pero especialmente en esta noche, en que fue sacrificado Cristo, nuestra Pascua. Porque Él es el verdadero Cordero que ha borrado los pecados del mundo. Él es quien, muriendo, ha destruido nuestra muerte; y resucitando, nos ha devuelto la vida. Por tanto, con los Angeles y Arcángeles, con los Tronos y dominaciones y con toda la milicia del ejercito celestial, cantamos el himno de vuestra gloria sin cesar.
7. Infra Actionem.
7.
Communicántes, et noctem sacratíssimam celebrántes Resurrectiónis Dómini nostri Iesu Christi secúndum carnem: sed et memóriam venerántes, in primis gloriósæ semper Vírginis Maríæ…
Reunidos en comunión con toda la Iglesia para celebrar (la noche santa) el día santo de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo según la carne, veneramos la memoria, ante todo, de la gloriosa siempre Virgen María, Madre de Jesucristo, nuestro Dios y Señor;*
Tenens manus expansas super Oblata, dicit :
Hanc ígitur oblatiónem servitútis nostræ, sed et cunctæ famíliæ tuæ, quam tibi offérimus pro his quoque, quos regeneráre dignátus es ex aqua et Spíritu Sancto, tríbuens eis remissiónem ómnium peccatórum, quǽsumus, Dómine, ut placátus accípias : diésque nostros in tua pace dispónas, atque ab ætérna damnatióne nos éripi, et in electórum tuórum iúbeas grege numerári. Iungit manus. Per Christum, Dóminum nostrum. Amen.
Acepta, Señor, en tu bondad, esta ofrenda de tus siervos y de toda tu familia santa, que hoy te ofrecemos especialmente por N. y N.(aquellos) que has hecho renacer del agua y del Espíritu Santo, perdonándoles todos sus pecados; ordena en tu paz nuestros días, líbranos de la condenación eterna y cuéntanos entre tus elegidos. Junta las manos. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.
Reliqua ut in Canone Missæ.
Sigue con el canon de la misa.
Dicitur Pax Dómini sit semper vobíscum, sed pacis osculum non datur.
Se dice Pax Domini, pero no se da la paz.
Agnus Dei non dicitur : et omissa oratione Dómine Iesu Christe, dicuntur ceteræ consuétæ Orationes ante Communionem Dómine Iesu Christe, Fili Dei vivi, etPercéptio Córporis tui.
Hoy no se dice Agnus Dei. Se omite la oración Domine Iesu Christe, y se sigue como de costrumbre las oración de la comunión. Los fieles no recitan el Confiteor. Cuando el sacerdote ha terminado de comulgar la Sangre de Cristo, mostrando el cuerpo de Cristo, dice:
8. Post sumptionem Sacramenti, distributio communionis, purificatio et ablution fiunt more solito ; deinde pro Laudibus Dominicæ Resurrectionis in choro cantatur Antiphona :
8. LAUDES Y FIN DE LA MISA.
Terminada la comunión se canta Laudes de Pascua, como sigue:
Allelúia, * allelúia, allelúia.
ANT. Aleluya, aleluya, aleluya
Ps. 150.
Salmo 150
Laudáte Dóminum in sanctis eius : * laudáte eum in firmaménto virtútis eius.
Laudáte eum in virtútibus eius : * laudáte eum secúndum multitúdinem magnitúdinis eius.
Laudáte eum in sono tubæ : * laudáte eum in psaltério, et cíthara.
Laudáte eum in tympano, et choro : * laudáte eum in cordis, et órgano.
Laudáte eum in cymbalis benesonántibus : laudáte eum in cymbalis iubilatiónis : * omnis spíritus laudet Dóminum.
Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sǽcula sæculórum.
Amen.
ALABAD Al Señor en su santuario, alabadle en su augusto firmamento
Alabadle por sus grandes obras, alabadle por su suma majestad
Alabadle al clamor de trompeta, alabadle con salterio y con citara
Alabadle con timbal y danza, alabadle con cuerdas y órganos
Alabadle con címbalos sonoros, alabadle con címbalos crepitantes ¡Todo cuanto respira alabe al Señor!
Gloria al Padre…
Repetitur Antiphona. Allelúia, allelúia, allelúia.
Se reptite la antifona: Aleluya, aleluya, aleluya
Capitulum, hymnus et versus non dicuntur, sed statim celebrans in cantu incipit antiphonam ad Benedíctus.
En seguida el celebrante entona la antifóna del benedictus:  Marc. 16.2
ANT. Y muy de mañana,
Et valde mane *
et prosequuntur cantores
Y siguen los cantores:
Una sabbatórum, véniunt ad monuméntum, orto iam sole, allelúia.
un día después del sábado, viene al sepulcro, salido ya el sol, aleluya
Deinde cantatur Benedíctus cum Glória Patri in fine, ut infra et fit incensatio, ut alias in Laudibus.
Se sigue el Benedictus, y se hace la incensación como de costumbre.
Benedíctus Dóminus, Deus Israël : * quia visitávit, et fecit redemptiónem plebis suæ :
Et eréxit cornu salútis nobis : * in domo David, púeri sui.
Sicut locútus est per os sanctórum, * qui a sæculo sunt, prophetárum eius :
Salútem ex inimícis nostris, * et de manu ómnium, qui odérunt nos.
Ad faciéndam misericórdiam cum pátribus nostris : * et memorári testaménti sui sancti.
Iusiurándum, quod iurávit ad Abraham patrem nostrum, * datúrum se nobis :
Ut sine timóre, de manu inimicórum nostrórum liberáti, * serviámus illi.
In sanctitáte, et iustítia coram ipso, * ómnibus diébus nostris.
Et tu, puer, Prophéta Altíssimi vocáberis : * præíbis enim ante fáciem Dómini, paráre vias eius :
Ad dandam sciéntiam salútis plebi eius : * in remissiónem peccatórum eórum :
Per víscera misericórdiæ Dei nostri : * in quibus visitávit nos, óriens ex alto :
Illumináre his, qui in ténebris, et in umbra mortis sedent : * ad dirigéndos pedes nostros in viam pacis.
Glória Patri, et Fílio, * et Spirítui Sancto.
Sicut erat in princípio, et nunc, et semper, * et in sæcula sæculórum. Amen.
BENDITO sea el Señor, dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo.
Porque nos ha levantado un vástago de salvación en la casa de David, su siervo.
Así lo prometió desde antiguo por boca de sus santos profetas.
Nos ha salvado de nuestros enemigos y del poder de cuantos nos aborrecen.
Ha mostrado piedad para con nuestros padres y se ha acordado de su santa alianza.
Del juramento que juro a Abraham nuestro padre concedernos
Que, libres de nuestros enemigos, le sirvamos sin temor
Le sirvamos todos nuestros días en santidad y justicia en su presencia
Y tu niño, habrás de ser llamado profeta del Altísimo; pues iras delante del Señor preparando sus caminos.
Dando la ciencia de la salud a su pueblo, con la remisión de los pecados.
Por la misericordia de nuestro dios, nos visitara el que nace de lo alto.
Para iluminar a los que yacen en tinieblas y sombras de muerte, y guiar nuestros pasos por la senda de la paz.
Gloria al Padre.
9. Repetita antiphona, celebrans dicit more solito :
9. Repetida la antifona, el celebrante dice:
V/. Dóminus vobíscum.
V/. El Señor sea con vosotros.
R/. Et cum spíritu tuo.
R/. Y con tu espíritu.
Orémus. Postcomunio seu oratio.
Oremos. Poscomunion
Spíritum nobis, Dómine, tuæ caritátis infúnde : ut, quos sacraméntis paschálibus satiásti, tua fácias pietáte concórdes. Per Dóminum . . . in unitáte eiusdem.
INFUDENOS, Señor, el Espíritu de tu caridad, para que hagas concordes en tu piedad a los alimentados con los misterios pascuales. Por nuestro Señor Jesucristo…, en unidad del mismo Espíritu Santo, Dios.
10. Deinde celebrans dicit :
10.Despues dice:
V/. Dóminus vobíscum.
V/. El Señor sea con vosotros.
R/. Et cum spíritu tuo.
R/. Y con tu espíritu.
Et Diaconus vertens se ad populum, seu ipse sacerdos, cantat :
Y el diácono volviéndose al pueblo o el mismo sacerdote:
Ite, Missa est, allelúia, allelúia.
Id, la misa ha terminado, alléluia, alléluia.
R/. Deo grátias, allelúia, allelúia.
R/. Demos gracias a Dios, alléluia, alléluia.
Et celebrans dicto Pláceat tibi, sancta Trinitas, dat benedictionem more solito. Et omisso ultimo evangelio, omnes revertuntur in sacristiam.


Inclinado y apoyado en el altar, dice el celebrante: Placeat tibi, Sancta Trinitas, y da la bendición como de ordinario y regresan a la sacristía. No hay último evangelio.
Transcripto por Dña. Ana María Galvez