lunes, 20 de marzo de 2017

MARTES DE LA III SEMANA DE CUARESMA


MARTES DE LA III SEMANA DE CUARESMA
Estación en santa Prudenciana

Idea dominante de la Misa de esta Feria: La protección de Dios

INTROITO     Salmo 16, 6 y 8
Yo he clamado a ti, Dios mío, porque siempre me has oído benignamente; inclina, pues, hacia mi tus oídos y escucha mis palabras; guárdame, Señor, como a la niña de tus ojos; a la sombra de tus alas protégeme. (S) Atiende, oh Señor, a mi justa causa: acoge mis plegarias v/. Gloria al Padre…

COLECTA
Óyenos, oh Dios omnipotente y misericordioso y concédenos propicio los dones de una saludable penitencia. Por nuestro Señor…

EPÍSTOLA 2 Reyes 4,1-7.
Vino a clamar a Eliseo la mujer de uno de los profetas, diciendo: Mi marido, siervo tuyo, ha muerto; y bien sabes que tu siervo era temeroso de Dios. Pero ahora viene su acreedor para llevarse mis dos hijos y hacerlos esclavos suyos.  Le dijo Eliseo: ¿Qué quieres que yo haga por ti? Dime: ¿qué tienes en tu casa? Ella respondió: No tiene tu esclava otra cosa en su casa sino un poco de aceite para ungirse.  A la cual dijo: Anda y pide prestadas a todos tus vecinos vasijas vacías en abundancia.  Entra después en tu casa, y cierra la puerta, estando dentro tú y tus hijos, y echa de aquel aceite en todas estas vasijas, y cuando estuvieren llenas las pondrás aparte.  Se fue pues, la mujer, y se encerró en casa con sus hijos; le presentaban éstos las vasijas y ella las llenaba.  Llenas ya las vasijas, dijo a uno de los hijos: Tráeme todavía otra vasija. Y respondió él: No tengo más. Entonces cesó de multiplicarse el aceite.  Fue luego ella, y se lo contó todo al varón de Dios, el cual dijo: Anda, vende el aceite y paga a tu acreedor; y de lo restante sustentaos tú y tus hijos.

GRADUAL    Salmo 18, 13-14
Purifícame de mis yerros ocultos y perdona a tu siervo los ajenos. Sino dominaren sobre mí, entonces estaré limpio de toda mancha y purificado de los delitos más graves.

EVANGELIO San Mateo 18,15-22.
Que si tu hermano pecare contra ti, o cayere en alguna culpa, ve y corrígele estando a solas con él. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano.  Si no hiciere caso de ti, todavía válete de una o dos personas, a fin de que todo sea confirmado con la autoridad de dos o tres testigos.  Y si no los escuchare, díselo a la comunidad; pero si ni a la misma comunidad oyere, tenlo por gentil y publicano.  Os empeño mi palabra, que todo lo que atareis sobre la tierra, será eso mismo atado en el cielo; y todo lo que desatareis sobre la tierra, será eso mismo desatado en el cielo.  Os digo más: Que si dos de vosotros se unieren entre sí sobre la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, les será otorgado por mi Padre que está en los cielos.  Porque donde dos o tres se hallan congregados en mi nombre, allí me hallo yo en medio de ellos.  En esta sazón, arrimándosele Pedro, le dijo: Señor, ¿cuántas veces deberé perdonar a mi hermano cuando pecare contra mí?, ¿hasta siete veces?  Le respondió Jesús : No te digo yo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete, o cuantas te ofendiere.

OFERTORIO    Salmo 117, 16 y 17
La mano del Señor ha mostrado su poder; la mano del Señor me ha hecho triunfar: no moriré, sino que viviré y publicare las obras del Señor.

SECRETA
Te suplicamos, Señor, que por medio de estos sacramentos participemos del efecto de nuestra redención: el cual nos retraiga siempre de los excesos humanos y nos alcance los dones saludables. Por nuestro Señor…

COMUNION     Salmo 14, 1-2
Señor, ¿quién morara en tu celestial tabernáculo? ¿O quien descansara en tu santo monte? Aquel que vive sin mancha y obra rectamente.

POSCOMUNION
Purificados, Señor, con estos sagrados misterios, haz que consigamos, como te pedimos, el perdón y la gracia. Por nuestro Señor…

SOBRE EL PUEBLO
Oremos. Humillada ante Dios vuestras cabezas
Defiéndenos, Señor, con tu protección, y guárdanos siempre de toda iniquidad. Por nuestro Señor…
Transcripto por Dña. Ana María Gálvez

TEXTOS EN LATÍN

Feria III post Dominicam III in QuadragesimaStatio ad S. Pudentianam
Introitus. Ps. xvi: 6 et 8.
Ego clamávi, quóniam exaudísti me, Deus: inclína aurem tuam, et exáudi verba mea: custódi me, Dómine, ut pupíllam óculi: sub umbra alárum tuárum prótege me. Ps.ib.,1 Exáudi, Dómine, justítiam meam: inténde deprecatiónem meam. Glória Patri. Ego
Oratio.
Exáudi nos, omnípotens et miséricors Deus: et continéntiæ salutáris propítius nobis dona concéde. Per Dóminum.
4 Reg. vi: 1-7.
Léctio libri Regum.
In diébus illis: Múlier quædam clamábat ad Eliséum Prophétam, dicens: «Servus tuus vir meus mórtuus est, et tu nosti, quia servus tuus fuit timens Dóminum: et ecce, créditor venit, ut tollat duos fílios meos ad serviéndum sibi.» Cui dixit Eliséus: «Quid vis, ut fáciam tibi? Dic mihi, quid habes in domo tua?» At illa respóndit: «Non hábeo ancílla tua quidquam in domo mea, nisi parum ólei, quo ungar.» Cui ait: «Vade, pete mútuo ab ómnibus vicínis tuis vasa vácua non pauca. Et ingrédere, et claude óstium tuum, cum intrínsecus fúeris tu et fílii tui: et mitte inde in ómnia vasa hæc: et cum plena fúerint, tolles.» Ivit itaque múlier, et clausit óstium super se et super fílios suos: illi offerébant vasa, et illa infundébat. Cumque plena fuíssent vasa, dixit ad fílium suum: «Affer mihi adhuc vas.» Et ille respóndit: «Non hábeo.» Stetítque óleum. Venit autem illa, et indicávit hómini Dei. Et ille: «Vade, inquit, vende oleum, et redde creditóri tuo: tu autem et fílii tui vívite de réliquo.»
Graduale. Ps. xviii: 13-14.
Ab occúltis meis munda me, Dómine: et ab aliénis parce servo tuo. v. Si mei non fúerint domináti, tunc immaculátus ero: et emundábor a delícto máximo.

Matth. xviii: 15-22.
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Matthǽum.
In illo témpore: Dixit Jesus discípulis suis: «Si peccáverit in te frater tuus, vade, et córripe eum inter te et ipsum solum. Si te audíerit, lucrátus eris fratrem tuum. Si autem te non audíerit, ádhibe tecum adhuc unum vel duos, ut in ore duórum vel trium téstium stet omne verbum. Quod si non audíerit eos: dic ecclésiæ. Si autem ecclésiam non audíerit: sit tibi sicut éthnicus et publicánus. Amen, dico vobis, quæcúmque alligavéritis super terram, erunt ligáta et in cœlo: et quæcúmque solvéritis super terram, erunt solúta et in cœlo. Iterum dico vobis, quia si duo ex vobis consénserint super terram, de omni re quamcúmque petíerint, fiet illis a Patre meo, qui in cœlis est. Ubi enim sunt duo vel tres congregáti in nómine meo, ibi sum in médio eórum.» Tunc accédens Petrus ad eum, dixit: «Dómine, quóties peccábit in me frater meus, et dimíttam ei? usque sépties?» Dicit illi Jesus: «Non dico tibi usque sépties, sed usque septuágies sépties.
Offertorium. Ps. cxvii: 16 et 17.
Déxtera Dómini fecit virtútem, déxtera Dómini exaltávit me: non móriar, sed vivam, et narrábo ópera Dómini.
Secreta.
Per hæc véniat, quǽsumus, Dómine, sacraménta nostræ redemptiónis efféctus: qui nos et ab humánis rétrahat semper excéssibus, et ad salutária dona perdúcat. Per Dóminum.

Communio. Ps. xiv: 1-2.
Dómine, quis habitábit in tabernáculo tuo? aut quis requiéscet in monte sancto tuo? Qui ingréditur sine mácula, et operátur justítiam.
Postcommunio.
Sacris, Dómine, mystériis expiáti: et véniam, quǽsumus, consequámur et grátiam. Per Dóminum.

Super populum:
Orémus. Humiliáte cápita vestra Deo.
Oratio.

Tua nos, Dómine, protectióne defénde: et ab omni semper iniquitáte custódi. Per Dóminum.