lunes, 6 de marzo de 2017

MARTES DE LA I SEMANA DE CUARESMA


MARTES DE LA I SEMANA DE CUARESMA
Estación en Santa Anastasia
Idea dominante de la Misa de esta Feria: Dios es nuestro refugio y nuestro único remedio

INTROITO    Salmo 89, 1 y 2
Señor, en todas épocas has sido tu nuestro amparo; por todos los siglos existes tú. (S). Tú eres Dios antes que fuesen hechos los montes,  se formara la tierra y el mundo universo: por todos los siglos existes tú. v/. Gloria al Padre…

COLECTA
Mira, Señor, benigno a tu pueblo y concede: que nuestra alma, resplandezca en tu presencia con el deseo de poseerte, ya que se mortifica con la penitencia de la carne. Por nuestro Señor…

EPÍSTOLA  Isaias 55, 6-11
Buscad al Señor mientras se le encuentra, invocadlo mientras esté cerca; que el malvado abandone su camino, y el criminal sus planes; que regrese al Señor, y él tendrá piedad, a nuestro Dios, que es rico en perdón.
Mis planes no son vuestros planes, vuestros caminos no son mis caminos -oráculo del Señor-. Como el cielo es más alto que la tierra, mis caminos son más altos que los vuestros, mis planes, que vuestros planes. Porque como descienden de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelven allá sino que riegan la tierra, haciéndola producir y germinar, dando semilla al sembrador y pan al que come,  así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía  sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la envié.

GRADUAL     Salmo 140,2
Ascienda mi oración ante tu presencia, Señor, como el olor del incienso. v/. Sea la elevación de mis manos, como el sacrificio de la tarde.

EVANGELIO Mateo 21,10-17.
Cuando entró en Jerusalén, se conmovió toda la ciudad, diciendo muchos: ¿Quién es éste? A lo que respondían las gentes: Este es Jesús, el profeta de Nazaret de Galilea. Habiendo entrado Jesús en el templo de Dios, echó fuera de él a todos los que vendían allí y compraban, y derribó las mesas de los banqueros o cambiantes, y las sillas de los que vendían las palomas para los sacrificios. Y les dijo: Escrito está: Mi casa será llamada casa de oración; mas vosotros la tenéis hecha una cueva de ladrones. Al mismo tiempo se acercaron a él en el templo varios ciegos y cojos y los curó. Pero los príncipes de los sacerdotes y los escribas, al ver las maravillas que hacía, y los niños que le aclamaban en el templo, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David!, se indignaron,  y le dijeron: ¡Oyes tú lo que dicen éstos? Jesús les respondió: Sí, por cierto; pues ¿no habéis leído jamás la profecía: De la boca de los infantes y niños de pecho es de donde sacaste la más perfecta alabanza? Y dejándolos, salió fuera de la ciudad a Betania, y se quedó allí.

OFERTORIO     Salmo 30,15-16
En ti espere, Señor; dije: Tu eres mi Dios, en tus manos esta mi suerte.

SECRETA
Te rogamos, Señor, que te aplaques con los dones ofrecidos; y que nos defiendas de todos los peligros. Por nuestro Señor…

COMUNION    Salmo 4,2
Así que yo te invoque, me oíste, Dios, que eres mi justicia; tu, en mi angustia, me ensanchaste el corazón. Apiádate de mí y presta oídos a mi oración.

POSCOMUNION
Te suplicamos, oh Dios todopoderoso, nos concedas sentir el efecto de la eterna salvación, de la que hemos recibido una prenda en estos misterios. Por nuestro Señor…

SOBRE EL PUEBLO
Oremos. Humillad ante Dios vuestras cabezas
Suban, Señor, hasta ti nuestras oraciones y aleja de tu Iglesia todo mal. Por nuestra Señor….
Transcripto por gentileza de Dña. Ana María Galvez


TEXTOS EN LATÍN

Feria III post Dominicam I in QuadragesimaStatio ad S. Anastasiam
Introitus. lxxxix: 1 et 2.
Dómine, refúgium factus es nobis a generatióne et progénie: a sǽculo et in sǽculum tu es. Ps. ibid. 2 Priúsquam montes fíerent, aut formarétur terra et orbis: a sǽculo et usque in sǽculum tu es Deus. Glória Patri. Dómine.
Oratio.
Réspice, Dómine, famíliam tuam: et præsta; ut apud te mens nostra tuo desidério fúlgeat, quæ se carnis maceratióne castígat. Per Dóminum.

Is. lv: 6-11.
Léctio Isaíæ Prophétæ
In diébus illis: Locútus est Isaías Prophéta, dicens: «Quǽrite Dóminum, dum inveníri potest: invocáte eum, dum prope est. Derelínquat ímpius viam suam, et vir iníquus cogitatiónes suas, et revertátur ad Dóminum: et miserébitur ejus, et ad Deum nostrum: quóniam multus est ad ignoscéndum. “Non enim cogitationes meæ cogitatiónes vestræ: neque viæ vestræ viæ meæ,” dicit Dóminus. “Quia sicut exaltántur cœli a terra, sic exaltátæ sunt viæ meæ a viis vestris, et cogitatiónes meæ a cogitatiónibus vestris. Et quómodo descéndit imber et nix de cœlo, et illuc ultra non revértitur, sed inébriat terram, et infúndit eam, et germináre eam facit, et dat semen serénti, et panem comedénti: sic erit verbum meum, quod egrediétur de ore meo: non revertétur ad me vácuum, sed fáciet quæcúmque volui, et prosperábitur in his, ad quæ misi illud”: ait Dóminus omnípotens.»
Graduale.Ps.xxl: 2.
Dirigátur orátio mea sicut incénsum in conspéctu tuo, Dómine. Elevátio mánuum meárum sacrifícium vespertínum.
Matth. xxi: 10-17.
 
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Matthǽum.
In illo témpore: Cum intrásset Jesus Jerosólymam, commóta est univérsa cívitas, dicens: «Quis est hic?» Pópuli autem dicébant: «Hic est Jesus Prophéta a Názareth Galilǽæ.» Et intrávit Jesus in templum Dei, et ejiciébat omnes vendéntes, et eméntes in templo; et mensas nummulariórum et cáthedras vendéntium colúmbas evértit: et dicit eis: «Scriptum est: Domus mea domus oratiónis vocábitur: vos autem fecístis illam spelúncam latrónum.» Et accessérunt ad eum cæci et claudi in templo: et sanávit eos. Vidéntes autem príncipes sacerdótum et scribæ mirabília, quæ fecit, et púeros clamantes in templo, et dicéntes: «Hosánna fílio David»: indignáti sunt, et dixérunt ei: «Audis, quid isti dicunt?» Jesus autem dixit eis: «Utique. Numquam legístis: Quia ex ore infántium et lacténtium perfecísti laudem?» Et relíctis illis, ábiit foras extra civitátem in Bethániam: ibíque mansit.
Offertorium. Ps. xxx: 15-16.
In te sperávi, Dómine; dixi: Tu es Deus meus, in mánibus tuis témpora mea.
Secreta.
Oblátis, quǽsumus, Dómine, placáre munéribus: et a cunctis nos defénde perículis. Per Dóminum.

Communio.Ps. iv: 2.
Cum invocárem te, exaudísti me, Deus justítiæ meæ: in tribulatióne dilatásti me: miserére mihi, Dómine, et exáudi oratiónem meam.
Postcommunio.
Quǽsumus, omnípotens Deus: ut illíus salutáris capiámus efféctum, cujus per hæc mystéria pignus accépimus. Per Dóminum.

Super populum:
Orémus. Humiliáte cápita vestra Deo.
Oratio.

Acéndant ad te, Dómine, preces nostræ: et ab Ecclésia tua cunctam repélle nequítiam. Per Dóminum nostrum.